Alemania: Elecciones regionales y municipales en Alemania

¿Un giro hacia la izquierda?

Angela Merkel- temor de daños políticos por tendencia neoliberal

El domingo pasado se realizaron las elecciones de los parlamentos departamentales en tres departamentos alemanes– en el Saarland, en Sachsen y en Thueringen. En la misma fecha también se llevaron a cabo las elecciones municipales en el departamento más poblado: Nordrheinwestfalen. Como sólo falta un mes para las elecciones nacionales, los resultados de estas votaciones representan una prueba de fuego.

La crisis económica mundial también golpeó Alemania, pero las intervenciones de la Gran Coalición (de los partidos conservador [CDU]] y socialdemócrata [SPD]]) pudieron suavizar los efectos y posponer el inevitable aumento drástico del desempleo. La semana pasada un representante importante de la empresa privada admitió la existencia de un acuerdo entre el gobierno y las grandes corporaciones que implica la efectuación de despidos hasta después de las elecciones nacionales del 27 de Septiembre. El segundo cuarto de este año mostró un pequeño crecimiento económico, comparado con el primer cuarto del año, y el nivel de la lucha de clases está relativamente bajo. Esto de debe parcialmente a los resultados de las huelgas de trabajadores de kindergarten y otros, los cuales esencialmente representan un compromiso para evitar grandes movimientos de clases durante la campaña electoral. El efecto de estos sucesos es una situación extraña en Alemania: Todos están hablando de la crisis, ¡pero nadie realmente está sufriendo las consecuencias todavía!

En las elecciones, los dos partidos más grandes (el partido conservador CDU y el partido socialdemócrata SPD) sufrieron grandes pérdidas. Las pérdidas del CDU demuestran la posible fragilidad de su apoyo, aunque actualmente este partido parezca estar encaminado hacia una victoria en las elecciones nacionales. Angela Merkel, la actual cancillera del CDU, se mantiene cubierta hablando de generalidades y evitando problemas serios, por sus resultados desastrosos de las elecciones del 2005 debido a sus políticas neoliberales. Sin embargo, el SPD no tiene ésta opción estratégica: Durante la gran parte de su tiempo en el gobierno desde el 1998, igualmente solo llevó a cabo políticas neoliberales y consecuentemente está pasando por una crisis histórica como partido socialdemócrata (su apoyo en la población bajó de un 34.2% hace cuatro años a un 22% hoy en día).

En las elecciones departamentales y municipales del fin de semana pasado, los partidos más pequeños de la oposición (el partido liberal FDP, el Partido Verde, y el partido de la izquierda LINKE) pudieron alcanzar aumentos de votos. El CDU y el FDP habían albergado la esperanza por coaliciones “negro (CDU) –amarillo (FDP)” con expectativas de preparar una tal alianza capitalista la derecha al nivel nacional. Pero sus sueños no se cumplieron: Únicamente en Sachsen todavía existe la posibilidad por una tal coalición- después de la pérdida de la mayoría absoluta por parte del CDU. En Thueringen y el Saarland los primeros ministros conservadores perdieron su apoyo, por lo cual existe una alta probabilidad que se formen coaliciones del SPD con la LINKE y, en el caso del Saarland, tambien con el Partido Verde.

Esto es de importancia extraordinaria. El Saarland sería el primer departamento de la antigua República Federal (la parte capitalista durante la Guerra Fría) con participación de la LINKE en el gobierno. En Thueringen, la LINKE tiene más votos que la SPD y exige la posición del primer ministro por primera vez en un estado de la antigua República Democrática (la parte estalinista durante la Guerra Fría)- lo cual es rechazado por el SPD.

¿Coaliciones “rojo (SPD)- rojo (LINKE)”?

Los resultados de las elecciones en el Saarland y Thueringen son interesantes por muchos aspectos. Allí, hubo grandes posibilidades por un cambio de gobierno con un fuerte partido de la izquierda (LINKE). Eso produjo una movilización de votantes, y consecuentemente la participación electoral en el Saarland muestra un aumento significativo. Otro factor contribuyente es el hecho que Oskar Lafontaine, el candidato de la LINKE y miembro de la presidencia del partido LINKE, fue primer ministro de este departamento en los años 80/90 y todavía goza de gran popularidad allí.

Pero la inclinación hacia coaliciones de gobierno significa al mismo tiempo un giro hacia la derecha en el partido LINKE. En ninguno de los dos departamentos la LINKE propone condiciones claras para una alianza con el SPD y el Partido Verde. En Thueringen, probablemente abandonarán su insistencia por la posición del primer ministro en cambio por el funcionar de la coalición.

Los marxistas siempre nos oponemos por principio a una participación de un partido de trabajadores en una coalición de gobierno pro-capitalista. Una tal política solo puede sabotear la consolidación de un fuerte movimiento socialista para resistir despidos, cortes en la red social, y privatizaciones. Especialmente en tiempos de crisis económicas cualquier gobierno solo tiene dos opciones: o usar el poder de gobierno para luchar en contra de las grandes corporaciones, o satisfacer cualquier demanda de las grandes corporaciones. Con perspectivas de un decrecimiento económico en Alemania de uno 6% solo durante el próximo año, existe una alta probabilidad que los capitalistas exigirán “sacrificios” serios de la clase trabajadora y de las clases medias. Una política anticapitalista es imposible en una alianza con el SPD y el Partido Verde, dos partidos completamente burgueses sin ningun elemento significativo de participación trabajadora entre sus afiliados activos.

La expectativa de una coalición “rojo-rojo” actualmente podría reunir el apoyo de sectores proletarios avanzados, pero es obvio que este apoyo no durará, en respuesta a las políticas que se pueden anticipar ya con este tipo de gobierno. Exactamente eso fue el caso con las pasadas coaliciones rojo-rojo en Berlín y en Mecklenburg-Vorpommern. La LINKE no debería haber enfocado su campaña en una posible coalición con el SPD en el Saarland y Thueringen. Más bien, debería haber aprovechado para lograr un voto de protesta en contra de las políticas pro-capitalistas de ambos partidos SPD y CDU. De esa manera, hubiera tenido un punto de partida para organizar la resistencia de masas para los futuros combates en contra de cortes en el estándar de vida. Una tal estrategia podría haber convencido también a aquellos que todavía ven al SPD y al Partido Verde como “males menores”, y hubiera ayudado en la construcción de un partido proletario de masas para lograr un gobierno de trabajadores y un cambio socialista y democrático de la sociedad.

La participación de la LINKE en las coaliciones del Saarland y de Thueringen muy probablemente fortalecerá el ala derecha del partido, y hará más urgente una mejor organización y la presentación de una estrategia alternativa socialista por parte del ala anticapitalista.

Resultados de la LINKE en las elecciones municipales

En Nordrheinwestfalen (NRW), la LINKE logró un promedio de 4.4% de los votos en las elecciones para los consejos municipales. Esto es un aumento de tres por ciento comparado con los resultados en el 2004, pero en esa época solo se contaron los votos que había logrado el PDS, solo uno de los partidos que formaron la LINKE actual. Es decir, no se tomaron en cuenta los votos de otras alianzas de la izquierda, que habían hecho su campaña aparte. Por lo tanto, el resultado de la LINKE, peor que los resultados alcanzados en las elecciones europeas, acabó con las ilusiones que muchas personas habían albergado. También representa una advertencia: El partido podría fallar en las elecciones departamentales en NRW el próximo año, en las cuales se requiere un mínimo de 5% de los votos para entrar al parlamento.

Mientras que la LINKE en NRW generalmente se considera como la estructura más a la izquierda al nivel de partidos departamentales, hubo debates en muchas ciudades con respecto a la relación con el Partido Verde y con el SPD. En ciudades como Koeln (Colonia) y Aachen (Aquisgrán), el partido no lanzó su propio candidato para las elecciones del alcalde, lo cual claramente parecía ser un apoyo para el candidato del SPD. Sin el perfil suficientemente combativo, la LINKE falló en movilizar a aquellos votantes quienes habían abandonado la fé en todos los partidos, y consecuentemente no fueron a votar.

Miembro del SAV Klaus Ludwig – logró ganar en Koeln con el mejor resultado de la LINKE

Miembro del SAV ganó mandato para el consejo municipal en Koeln

En Koeln, Claus Ludwig (www.clausludwig.de), miembro del SAV, ganó un mandato para la LINKE en el consejo municipal. Logró un 10.7% de los votos, el mejor resultado de todos los candidatos del LINKE. Claus Ludwig demostró que un perfil socialista con una decidida promoción de la lucha de clases no lleva a una pérdida de votos, sino a una movilización de votantes, si un tal perfil es acompañado de medidas prácticas para apoyar la lucha de los trabajadores y los desempleados. Es interesante notar que la candidatura de Claus causó tanto un mayor nivel de participación electoral como una pérdida de votos por parte del partido “Pro Koeln” de la ultraderecha, el cual pudo ganar votos en su campaña municipal y en general obtuvo un mejor rendimiento que la LINKE.