Chile: Economia

Paul Krugman advirtió posibilidad de relanzamiento de la recesión global.

Durante su visita a Chile, el premio Nobel de Economía, Paul Krugman, dicto una conferencia, “la crisis y la nueva economía”, en el espacio Riesco el 28 de octubre de 2009, allí señaló que la recesión económica había alcanzado los rangos de la crisis de los años 30, afirmó la debilidad de la recuperación, y advirtió sobre la posibilidad de un relanzamiento de la recesión: "hay opciones de que el PIB vuelva a ser negativo el primer semestre de 2010", además sobre el desempleo alertó que la recuperación de una crisis financiera, especialmente si es sincronizada internacionalmente, es especialmente lenta y que hay que esperar que la desocupación siga aumentando hasta 2012.

Respecto de China, señaló que la economía del país asiatico puede actuar como una locomotora económica, pero no tiene capacidad de arrastrar a todo el mundo.

Y dio gracias a Dios porque los Estados Unidos no llegaron a adoptar un sistema privado de pensiones como el chileno, un tema que estuvo de moda antes de la crisis financiera, porque el resultado hubiese sido una gran depresión.

El precio del cobre alto

Cobre terminó octubre con su mejor precio en 14 meses, lo que ha dado un importante respiro a la economía de Chile, que sin embargo continúa en recesión y con tasas de desempleo superiores al 10%.

La explicación de alto precio del metal rojo de acuerdo con el economista Leonardo Suárez, de LarrainVial es que "Hay una tendencia estructural del cobre hacia el alza. En los últimos cinco años, el consumo de cobre en China ha crecido dos millones de toneladas, y todo lo que se ha perdido en consumo en los países desarrollados se ha pasado a China. Lo otro importante es que hay escasez en la oferta, se postergaron muchos proyectos. Hay una tendencia estructural de las grandes minas a producir menos, pues cada vez las leyes son más bajas.”

Esta explicación no da cuenta completa del alza, hay que recordar que la lógica de la ganancia rápida e improductiva de los mercados financieros sobredimensionados propia del capitalismo globalizado sigue plenamente vigente y a la escasez relativa creciente de la materia prima hay que añadir que el mercado del cobre también es objeto de la especulación, los inversores financieros buscan recuperar perdidas o mantener sus sobreganancias que antes tuvieron, lo que al tiempo que presiona el precio al alza, amenaza con una nueva ‘burbuja’ que estallaría eventualmente.

La amarga herencia del gobierno de Bachelet y Velasco

Aunque el ministro Velasco se ufana de dejar las cuentas ordenadas, la principal herencia de su gestión serán 700.000 desempleados, todo un record. De acuerdo con el propio ministro de hacienda la proporción del gasto del producto interno en el periodo de crisis es similar al periodo previo lo mismo que el gasto social. Esto cuando gracias a la subida del preco del cobre se acumulan las reservas del estado chikleno en el exterior.

“Velasco indicó además que, como proporción del PIB, el gasto del Gobierno Central promedio durante el actual Gobierno, incluido el plan anticrisis (20,9% ), es similar al promedio del período 1990-2005 (20,6%), mientras el gasto social (13,9% del PIB) mostró una leve diferencia positiva (13,5% entre 1990 y 2005). Agregó que el manejo de los ingresos del fisco durante la administración de Bachelet permitió acumular activos financieros equivalentes al 12,9% del PIB en promedio, el mayor nivel desde 1990.

Pese a la disminución de los activos en 2009 por el mayor gasto que demandó la crisis, "la siguiente administración heredará activos financieros como ninguna otra antes en la historia de Chile", subrayó Velasco, y agregó que complementariamente, los intereses de las inversiones ahorradas en Fondos Soberanos "son una nueva fuente de ingresos para ser utilizada en servicio de la ciudadanía".

Ahorrar en periodos de crecimiento económico, en previsión de periodos recesivos, puede ser aceptable aunque más allá de un cierto punto incluso esto es discutible. El gasto bien efectuado es inversión que puede redituar en términos de mayor desarrollo económico y social, pero pareciera que no es esta la lógica del gobierno de Bachelet y Velasco. Sin embargo, desde luego lo que ya parece cicatera económica es ahorrar en momentos de recesión global, en lugar de usar los fondos en amplios programas de inversiones públicas para fomentar el empleo y resolver algunos de las graves falencias en términos de infraestructura y necesidades sociales.

¿Cómo se explica la alta popularidad de Velasco?

A pesar de lo anterior el ministro de Hacienda aparece sistemáticamente como el mejor evaluado de los ministros del gobierno de Bachelet. Mucho de esta popularidad se explica por la acción de los grandes medios de comunicación masivos.

Una característica notoria del modelo capitalista chileno es la rápida concentración de la riqueza y de las empresas. En el plano de las comunicaciones esto se traduce en un casi duopolio de la prensa escrita, que está básicamente controlada por dos grupos el de Edwards (grupo El Mercurio) y Copesa (grupo de La Tercera), en televisión los canales en manos de parecidos intereses concuerdan con un tipo de pensamiento único neoliberal. Grandes medios e Intereses empresariales que apoyaron en su momento a la dictadura de Pinochet. La mayoría de las radios ha sido adquirida por la cadena española Prisa. Esta concentración de la prensa ha sido ayudada e impulsa desde los gobiernos de la Concertación, que llegó hasta cerrar y boicotear medios de sus propios partidarios o cercanos. El periodista Juan Pablo Cárdenas, fundador y director de la revista Análisis, que tenía sus resultados en ‘azul’, o sea presentaba ganancias, fue adquirida en una operación desde La Moneda por lideres de la Concertación y luego cerrada.

De todos es sabido que los medios de comunicación viven fundamentalmente de su avisaje publicitario, un ítem importante es el gasto del estado, en otros países para garantizar la información plural, el estado subvenciona el papel, otorga ayudas basadas en la circulación o la audiencia, y los medios impresos tienen tarifas de transporte especiales. Nada de esto ocurre en Chile, donde por el contrario, el gobierno colabora con el grupo El Mercurio y Copesa, destinándoles alrededor del 71% y el 17% de la publicidad a estos medios, con lo cual apoya la concentración de los medios, que a cambio, cuando hacen oposición, lo hacen con muy bajo perfil .