México: Una Situación Explosiva

mundosocialista.net

México es quizás junto a Brasil y Argentina, los países latinoamericanos más desarrollados desde el punto de vista del capitalismo, y al mismo tiempo los que poseen las clases trabajadoras más grande, con mayores tradiciones de lucha y organizaciones políticas independientes.

Es por ello que para los marxistas revolucionarios, es de vital importancia el rol que puedan jugar la clase trabajadora de estos países junto con los campesinos, los indígenas y el pueblo explotado, en la lucha por el socialismo.

Recientemente tuvimos la oportunidad de visitar la ciudad de México, gigantesca metrópoli latinoamericana que muestra su contraste de ciudad desarrollada al mejor estilo de las ciudades del llamado primer mundo, pero al mismo tiempo con los rasgos típicos del subdesarrollo, con desigualdad y pobreza marcada, que vivimos en nuestros países neo coloniales subyugados por el capitalismo.

Un país que esta dominado por las políticas salvajes del neoliberalismo, paradójicamente, en todo el mundo se vienen haciendo reformas al sistema capitalista después de que con la actual crisis financiera evidenciara, que el neoliberalismo como fase superior del capital ha fracasado.

Pero México parece vivir otra realidad, dominado por una clase política entreguista a los intereses del imperialismo fundamentalmente de los Estados Unidos, donde se viene aplicando políticas de recortes del los derechos de los trabajadores, como la eliminación indiscriminadas de organismo del estado como las Secretarias(Ministerios) de Turismo y Reforma Agraria, con la excusa de que hay que reestructurar la administración pública, por la crisis económica, quedando miles de trabajadores desempleados y sin ningún tipo de perspectivas.

Políticas, de privatización forajidas, como lo afirmaban uno de los compañeros mexicanos que milita en una organización de trabajadores de la energía y el petróleo, caso concretos el cierre de una de las empresas estatales emblemáticas con mas de 100 anos de vigencia, como fue la Compañía Eléctrica Luz y Fuerza del Centro, la cual fue tomada por sorpresa por el gobierno neoliberal de Felipe Calderón, declarada en quiebra, por no ser rentable liquidando a sus trabajadores como si se tratase de acciones de bolsa.

México, es el país de America Latina mas golpeado por la crisis económica, similar a España en Europa. La alta dependencia de su economía con el mercado de los Estados Unidos, la cual es de un 80%, con acuerdo de libre comercio que benefician a las grandes corporaciones y precarizan el empleo y elimina la libre competencia que tanto defienden los teóricos del capitalismo. (México debe ser el país de los Oligopolios económicos en America Latina). Donde las remesas de dólares que envían los mexicanos inmigrantes, que en su gran mayoría están en los Estados Unidos, representa el 20% de su PIB.

Donde existe una clase trabajadora dividida en dos sectores los del sector “A” (Privados) y los del sector “B” (Públicos), cada uno con legislaciones diferentes. Con un 8% de desempleo según cifras ofíciales, con Agresiva política de flexibilización y tercerización laboral.

Además, existen en México 41 empresas transnacionales que de una u otra forma domina la política económica de este país. Recientemente el gremio empresarial que las agrupa, ofreció unas declaraciones de prensa, donde fustigan las propuestas de medida económicas que quiere impulsar el gobierno de Calderón; ya que “… están dirigida a los que no tiene y atacan a los sectores productivos…” Esto bajo el mayor cinismo e hipocresía posible, cuando hay un gobierno que beneficia al capital por encima de los intereses del pueblo y los trabajadores, como por ejemplo la intención de aplicar un impuesta adicional al IVA denominado impuesto del 2% al consumo general.

México esta en una situación de tal vulnerabilidad, que aún con las políticas ofensivas de represión política y judicial ante el ascenso de las luchas de la clase trabajadores, los campesinos y el pueblo; y la aplicación descarada de políticas neoliberales; no escapa del abismo de un colapso político, social y económico. El crecimiento de las mafias del narcotráfico que tienen casi sitiadas los estados fronterizos con los Estados Unidos: donde se vive un drama, que la misma clase política mexicana quiere ocultar, Asesinatos de Mujeres, Trafico Humano, Prostitucion Infantil, entre otras degeneraciones.

51% de la población sumergida en la pobreza, 20% de ella en pobreza extrema, 75% de la población activa que trabaja por debajo del salario mínimos, con un crecimiento en este ano del mas del 70% de la Canasta Alimentaría, según estimaciones que nos dan los compañeros del Sindicato de Maestros de la Educación Publica. Todas estas situaciones esta creando una bomba de tiempo, que coloca a México en la encrucijada de la revolución.

El cierre por quiebra de Luz y Fuerza del Centro (LFC)

“un reflejo del carácter de clase del actual gobierno mexicano”…

El sábado 10 de octubre casi a la media noche, el gobierno de Felipe Calderón en una acción sorpresa, aprovechando la celebración del pueblo por la clasificación de la selección nacional de México al mundial de futbol Sudáfrica 2010. Tomo la sede principal de la empresa estatal de Electricidad Luz y Fuerza del Centro (LFC) apoyado con la fuerza pública (Policías y Ejército) cercando todo el edificio, tomando el control de las instalaciones y prohibiendo el acceso de los trabajadores.

LFC, es una de las empresas estatales mas emblemáticas del estado mexicano, tiene mas de 90 anos y junto a su sindicato el SME, son parte de la historia de lucha del moviendo obrero mexicano. LFC, atendía a 6.2 millones de usuarios, sus principales clientes era los poderes públicos que constituyen el estado mexicano, además del servicio masivo de trasporte publico como el metro de ciudad de México. Suministro de energía que es subsidiado por el estado. Con una nomina de mas de 44 mil trabajadores además de 22 mil 650 jubilados.

En cadena nacional de radio y televisión la noche del domingo 11 de octubre, el presidente Felipe Calderón, dio un breve discursos explicándole a la población el por que las medidas de cierre y declaración de quiebra de LFC.

Las argumentaciones del gobierno fue que la empresa generaba perdidas al estado y que no era rentable mantener una empresa en manos del estado que genere gastos y pérdidas, en medio de una coyuntura económica donde el estado debe hacer más eficiente el manejo de los fondos públicos. Que el dinero que se le otorgaba a la empresa era el doble de la UNAM y que con ese mismo dinero se pueden financiar proyecto de infraestructura y desarrollo a favor de los pobres entre ellas 1.2 millones de viviendas de interés social.

Que la empresa en los últimos anos a generado perdidas por el orden del 30%, que el contrato colectivo impuesto por el sindicato era desproporcionado, poniendo como ejemplo el hecho de que los dirigentes sindicales gozaban de indemnizaciones 3.3 veces mas que el salario mínimo propio de un trabajador activo. Que comparativamente con la otra empresa estatal eléctrica CFE, que tiene 1 un trabajador por cada 627 usuarios, la LFC tiene uno por cada 291 trabajadores.

“Lo que no dice el gobierno…”

Las perdidas del LFC son del 32,4%, unos 16.476 millones de pesos, siendo los principales acreedores las instituciones gubernamentales y las grandes empresa que están en el estado de México que gozan de trato especial por parte del gobierno. Que la empresa tiene unos pasivos laborales de 240 mil millones de pesos. Que los equipos y plantas están en condiciones obsoletas, ya que tienes más de 50 anos que no se invierte en tecnología y modernización de plantas generadoras, como es el ejemplo de la planta de Necaxa que tiene más de 100 anos en funcionamiento. Que con los 44 mil millones que dice disponer el gobierno para la liquidación de la empresa, se puede solucionar el problema de modernización y déficit económico de la empresa ya que ese mismo monto es el que se estima es la deuda…. la liquidación de esta empresa desnuda el rostro neoliberal del estado mexicano.

“… Todo parece indicar que la recesion en México ya toco fondo. Cada vez son mas las señales de que las condiciones económicas del país se estabilizan; sin embargo, la recuperación no estará exenta de problemas: será lenta y heterogénea, con fuertes presiones en las finanzas publicas y el empleo…”

Con estas declaraciones de un experto economista se abre un articulo sobre las perspectivas económicas en México en un diario de circularon nacional.

Sin embargo veamos las cifras del mismo gobierno y las que circulan en los diarios, la cuales son palpables en la realidad de hoy del pueblo mexicano. Un país con fuerte dependencia al mercado estadoudinese, donde hasta la fecha hay mas de 25 millones de desempleados, siendo la mayor parte emigrantes latinos, los cuales México es el país de Latinoamérica con mayor población de emigrantes en este país. Una situación que impacta en el PIB mexicano que tiene una fuerte dependencia de la remesas de su migrantes.

Al mismo tiempo existe hoy en México mas de 5 millones de empleos perdidos, 54 millones de mexicanos sumergidos en la pobreza, 3.5 millones de niños trabajando, 250 mil personas viven en la pobreza en ciudad de México, un tasa de desempleo del 6,28% según cifras oficiales, pero que se estima esta por el 8%., 60 % de su fuerza laboral es tercerizada.

El 22 noviembre del 2007 Felipe Calderón afirmaba: “…México no tendrá crisis económica pase lo que pase en Estados Unidos, por que el país cuenta con finanzas sólidas…”

A esta declaraciones mas allá de las cifras ya citadas, tendríamos que también anexarle, las declaraciones del Secretario de Hacienda ( Ministro de Economía) Agustín Carstens, en referencia al polémico impuesto que quieren implementar el gobierno de Felipe Calderón para paliar la crisis y el cal esta generando criticas en todo los sectores de la sociedad mexicana. “… esta contribución (el impuesto de 2% en la compra) no es un IVA disfrazado, pues aunque toma como base todas las operaciones de consumo que hay en el país, tiene una ley, plataforma y tasa distinta… por lo tanto, es un impuesto diferentes al IVA…”. Este mismo funcionario había declarado al igual que el presidente Calderón, que la crisis en este caso según su análisis solo era un catarrito.

Hoy vemos todo lo contrario en México, un país, sumergido en una grave crisis económica y política, con un gobierno aplicando descarada y sin contemplaciones políticas neoliberales como la liquidación de la LFC. Donde solo este 2009 la caída del PIB fue del 7% y solo para el ano que viene se espera exista una recuperación del 2,8%, pero no de crecimiento si no de la recesion, la cual como lo afirmaba el experto, en la cita antes mencionadas, será un recuperación lenta pero a costa del pueblo y los trabajadores.

Las perspectivas y las tareas para los revolucionarios….

No queda duda que la situación política, económica y social de México es explosiva, el pueblo mexicano no podrá soportar por tanto tiempo la actual crisis económica que hoy pesa sobre sus espaldas. Lamentablemente las crisis de capitalismo no son automáticamente su fin, se necesita mas que una crisis, un movimiento revolucionario organizado desde abajo por los campesinos, indígenas, estudiantes y trabajadores, de manera consciente e independiente del estado burgués y capitalista, para que conduzca el malestar de la población hacia una situación revolucionaria y derrote el sistema imperante en México, sistema donde 39 familias concentra toda la riqueza del país, y someten a mas de 50 millones a la pobreza.

México cuenta con unas de las tradiciones de lucha revolucionaria más ricas de America latina, con un movimiento sindical que data de más de 100 años, fue el primer país que hizo una revolución en el continente después de las Revoluciones de Independencias ante los imperios europeos, encabezadas por los históricos Zapata y Villa.

México fue el ultimo país en darle asilo a Trotsky, hecho que tiene una importancia política relevante, ya que desde ese momento México se convirtió en el centro de desarrollo de las ideas del marxismo revolucionario impulsadas por Trotsky, que sirvió de base para el desarrollo de estas perspectivas políticas en todo el continente. México tendrá las mismas particularidades del resto de los países latinoamericanos, en el sentido de tener una izquierda dispersa, y en algunos casos atomizadas y desconectadas de las masas, pero con la diferencia de su historia y con el potencial revolucionario que se desarrolla actualmente.

Pero al igual; que sucede hoy en Venezuela, si las fuerzas revolucionarias no perciben el actual momento político de México. Lecciones y experiencia como la de Venezuela y Bolivia, done la falta de una dirección socialista revolucionaria organizada de manera independiente con los trabajadores al frente y con un programa político concreto y orientado al socialismo, otros factores con rostros progresistas catapultarán la situación y la llevaran por el camino del reformismo y de la restitución plena nuevamente del sistema capitalista.