Primer reporte de la reciente escuela de verano del CIT. Otros dos artículos que cubrirán las principales discusiones de la escuela aparecerán prontamente en socialistworld.net. cwi online.

“La escuela de verano del CIT fue brillante – parece haber un sentimiento de optimismo en todos los partidos y organizaciones del CIT”, “la escuela fue excelente, las intervenciones de los camaradas pakistaníes me iluminaron personalmente", los "progresos significativos incluyen la participación de un grupo marxista venezolano llamado ` Utopía ' en la escuela, el papel de CIT en ayudar a construir el partido del socialismo y de la libertad (P-SOL) en el Brasil, más éxitos masivos en la construcción de la militancia de las organizaciones del CIT en Grecia y Bélgica..."

Estos comentarios dan apenas una aproximación del enorme entusiasmo generado entre los 350 trabajadores y jóvenes que participaron en la última escuela de verano del CIT, que tuvo lugar en Bélgica. Tener la escuela más exitosa en veinte años era la mejor manera de celebrar el trigésimo aniversario del CIT. El éxito de la escuela fue indicado por los16,500 Euros aportados en las colecta por muchos trabajadores de bajos ingresos y estudiantes modestos.

Lo que hizo muy especial el acontecimiento fue la participación, por la primera vez desde hace varios años, de los miembros del CIT del mundo neocolonial - Khalid de Pakistán (Socialist Movement , movimiento socialista) y Miguel del Brasil (Socialismo Revolucionario). Los que atendían a la escuela también se emocionaron al oír las contribuciones de Jasmin, miembro de un grupo revolucionario llamado ` Utopía '.

Sus intervenciones dieron a todos los que participaban en la escuela una cuenta viva de testigos presénciales de los procesos políticos y de las luchas de clase que ocurrían en el Brasil, Pakistán y Venezuela. Éste no era todo, sin embargo, puesto que los tres visitantes a la escuela dieron explicaciones inspiradas del importante trabajo que estaba siendo hecho en la construcción de fuerzas revolucionarias en el mundo neocolonial. Retrataron el movimiento de trabajadores en sus países en todo su color: la fuerza y la vitalidad del movimiento en alza con todas sus esperanzas así como el peligro de la contra revolución, así como los desafíos que enfrentan los trabajadores cuando están en retroceso.. Sus contribuciones estaban en marcado contraste con la imagen seca, torcida dada en los medios capitalistas, internacionalmente. Fue por estas razones que cada miembro de CWI que participaba en la escuela dio de buena gana el suplemento de10 Euros para asegurar que estos participantes pudieran viajar a la escuela. Otro aporte importante a la escuela fue la participación por primera vez de los miembros de la nueva sección simpatizante del CIT establecida en Polonia.

América latina en rebelión.

La discusión sobre América latina cautivó a los que participaban en la escuela porque este es un continente en donde las sublevaciones contra neo-liberalismo y las políticas de la globalización se han desarrollado más que en cualquier otro lugar del mundo neocolonial y la clase trabajadora ha puesto una firme sello en estas luchas. De Brasil, la fundación del nuevo Partido del Socialismo y de la Libertad es potencialmente el acontecimiento político más significativo para los trabajadores y la juventud no solamente en el Brasil sino a través de toda América latina. Lecciones vitales de esta experiencia pueden ser aprendidas por el movimiento de trabajadores en Europa donde hay una necesidad acuciante por nuevos partidos de masas y socialistas de los trabajadores, y donde desafortunadamente muchas oportunidades se han perdido en esta dirección.

Peter Taaffe al abrir esta sesión delineó movimientos que demostraron la energía vibrante de la clase trabajadora sobre una base casi continental, dibujo detrás de ella los pobres urbanos y los campesinos empobrecidos, y el cambio en una dirección revolucionaria. Solamente países como Chile y México parecen ser relativamente estables en el momento.

Peter explicó que éstos movimientos de masas, que han ocurrido particularmente en países como Bolivia y Perú, no ha adquirido una conciencia socialista perfilada. Sin embargo, se imbuyen de un odio abrumador a la explotación imperialista y a las políticas neo-liberales y de la repugnancia hacia la élite política corrupta que saquea las riquezas de su país. Un ejemplo gráfico de esto fue el linchamiento y ahorcamiento del alcalde en una ciudad peruana como resultado de la exposición de su corrupción. El Presidente Toledo, quien fue elegido con la esperanza de muchos de que invertiría los brutales ataques contra las condiciones de vida de su precursor, Fujimori, contaba con el respaldo de solamente el 8% en los sondeos de opinión hace un mes, cayendo hasta el 5% y transformándose en el líder más impopular de América latina, habiendo fallado totalmente en tratar la pobreza y el desempleo.

¡Repudio a la deuda!

La política servil de privatizaciones de los gobiernos Latinoamericanos ha dado lugar a pobreza y a la devastación totales, con el 70% de los activos de estado vendidos en Brasil y el 60% en la Argentina. Junto con esto han estado recortando el gasto del estado para garantizar el pago de las masivas deudas a las potencias imperialistas con el gobierno de Lula que pasó el 55% del presupuesto del estado para este propósito. Esto ha significado que el sentido popular liga la falta de proporcionar trabajo, educación y condiciones de vida decentes para las masas a la existencia de esta deuda agobiante. El gobierno de Lula en el Brasil ha transferido $50 mil millones a los bancos occidentales del presupuesto público, mientras que el conjunto de América latina paga cinco veces la cantidad que cancelan los países africanos por el reembolso de la deuda cada año. Por lo tanto la llamada para el repudio de todas las deudas es una de las demandas más importantes que los socialistas revolucionarios proponen en América latina hoy.

La tentativa de las clases dominantes de América latina de desempeñar un papel económico más independiente, planteándose frente al acuerdo de libre cambio de las Américas, a través de los bloques regionales al estilo del Mercosur, ha fallado miserablemente, explicó Peter . Tan pronto como la crisis económica golpea, la clase dominante corre para proteger sus propios intereses nacionales y es forzada a la firma de acuerdos bilaterales con el occidente, como demostró Argentina.

Como resultado de la profundización de la crisis social y económica más bien que de la unidad entre las clases dominantes del continente, lo más probable es que haya fricciones y la posibilidad de conflictos, con el imperialismo de los E.E.U.U. maniobrando detrás de bambalinas. No se puede descartar que las tensiones históricas entre los países como Chile y Bolivia, y Venezuela y Colombia podrían encenderse. Las guerras comerciales entre el Brasil y la Argentina son también posibles.

Agentes del imperialismo de los EE.UU.

Los gobiernos capitalistas en América latina han actuado en varias ocasiones como los agentes directos del imperialismo de los EE.UU. no sólo en los planos económicos sino también en los políticos. El Presidente Lula del Brasil acordó enviar a las tropas a Haití lo que permitió que los EE.UU. emplearan sus fuerzas en Irak. El Presidente Lagos permitió que la embajada chilena fuera utilizada por las fuerzas de la derecha para el intento de golpe de 2002 en Venezuela.

Peter se extendió en explicar que en Venezuela los progresos están en el filo. Aunque Chávez tiene el apoyo total entre la masa de la población, él no es un socialista consciente o marxista. Más bien ha aparecido como un libertador que venía con propuestas radicales introducidas desde arriba que estas reformas fueran el producto de las luchas de las masas desde abajo.

A pesar del desplazamiento del discurso de Chávez a la izquierda, recientemente él llamó a la creación de las milicias populares armadas para defender las conquistas del proceso revolucionario en Venezuela, no se ha tomado ninguna medidas concreta en esta dirección. Con la amenaza de las fuerzas del contrarrevolucionarias siempre presente, la cuestión de las armas es una pregunta de vida y muerte para las masas, al igual que un programa político y comprensión para derrocar el capitalismo y construir a una sociedad socialista.

Peter utilizó el ejemplo de la promesa que Salvador Allende fue forzado a dar a la clase dominante chilena de no intentar organizar la fraternización con las tropas del ejército antes de que se le permitiera asumir el poder después de las elecciones de 1970.

A pesar de incurrir en una equivocación táctica al aceptar la campaña fraudulenta exigiendo un referéndum en su gobierno, es probable que Chávez gane este desafío. Un millón más de venezolanos más pobres y más obreros se ha registrado para votar en el referéndum.

Sin embargo, si él gana igual habrá más tentativas de derrocar su régimen - nueve se han hecho hasta ahora. Más son probables si las masas no derrocan el capitalismo y la máquina del estado en el país.

Como conclusión Peter explicó los progresos trascendentales en Brasil con la formación del partido del socialismo y de la libertad. Aunque este partido todavía estaba en formación, había surgido en un período muy corto después de la victoria de Lula en las urnas. Esto muestra la aceleración del tempo político en el Brasil. La formación de PSOL con un programa socialista radical era una expresión de dos factores: el callejón sin salida que el capitalismo representa en el Brasil así como el paso completo de los líderes de la democracia social al campo de la clase dominante. Sobre 20 000 personas asistieron a las reuniones de pre-congreso del partido y un número de organizaciones Trostkistas estuvieron implicadas, incluyendo Socialismo Revolucionario, que tiene un miembro en el comité ejecutivo del partido. En la discusión Miguel (el Brasil) entró más en detalles del programa de P-SOL explicó que era partidario de la ruptura con el FMI y el ALCA, y por la negativa a pagar la deuda del Brasil así como por la nacionalización de las instituciones de finanzas, de los bancos, y de los grandes monopolios. El programa del partido se comprometió en la lucha por el socialismo y la solidaridad internacional de los trabajadores. Él subrayó que el programa era importante pero que también lo era la cuestión de cómo el partido se organizaba y procuraba transformar sus demandas en una lucha viva.

Jazmín del grupo “Utopía” las condiciones horrorosas de las masas venezolanas donde el 80% vive debajo de la línea de la pobreza. Las reformas de Chávez, la creación de una nueva asamblea constituyente, y la promulgación de una nueva constitución han creado un entusiasmo enorme entre la clase obrera de Venezuela y los pobres que se han politizado enormemente a través de las lucha de masas para defender lo que se ha ganado. El gobierno tiene una meta de que un millón más de venezolanos sean alfabetizados y de que 400.000 más entren a la Educación Superior.

Sin embargo, las fuerzas de la reacción dentro del estado y la clase del capitalista están procurando minar estas reformas.

Las organizaciones revolucionarias dentro de Venezuela han criticado Chávez por desperdiciar dos situaciones insurreccionales: una en abril 2002 que siguió al golpe fallido y otra en enero 2003 que siguió a la "huelga" petrolera inspirada por la derecha. En ambas estas ocasiones las masas salieron a las calles listas asumir el control los medios de la producción. Pero mientras que el gobierno habló sobre armar a la gente, no ha hecho nada en concreto para llevar esto a la práctica. Éste a pesar del hecho de que hay numerosas discusiones en comunidades de la clase obrera sobre la autodefensa armada.

Jazmín resumió su contribución explicando que muchos venezolanos vieron el proceso revolucionario como una lucha por la liberación nacional. Este proceso implica secciones de los capitalistas nacionales junto a las revolucionarias de izquierda. Son estas últimas fuerzas las que están luchando para transformar la revolución de Bolivariana en socialista.

Al concluir la sesión, Tony Saunois tomó muchos de los puntos aportados por otros miembros del CIT en la discusión, explicando que mientras que América latina hizo frente a una amplia rebelión continental, había diferencias importantes en cada país.

Él explicó que las condiciones creadas por el pillaje imperialista del continente significaron que secciones de la clase obrera y los campesinos pobres cayeran en la desesperación volviéndose a las organizaciones del tipo guerrilla como Sendero Luminoso en Perú. Mientras que Venezuela estaba en el filo de la revolución y de la contrarrevolución, Tony explicó que mientras todos los movimientos revolucionarios tienen características comunes, también tienen sus propias particularidades que en este caso era el papel de los oficiales menores del ejército. Venezuela no tiene una larga tradición Comunista o Socialista y en diversas horas de su historia, oficiales menores del ejército, radicalizados por la situación se han movido en la acción en una dirección radical y populista. En este sentido hay una semejanza con la revolución portuguesa donde el proceso fue mucho más lejos.

Chávez se ha balanceado entre las diversas fuerzas sociales y ha oscilado de una posición a otra empujado por diversas alas del estado. La politización y movilización de las masas significó que había un elemento de un estado paralelo dentro del país. Estaba claro que el movimiento de masas había intentado llevar a cabo reformas desde abajo.

Él explicó que cualquier revolución representa la conjunción de la experiencia de la clase obrera y de las ideas revolucionarias. Por ejemplo recientemente 7000 trabajadores en la planta de acero más grande de América latina en el estado de Bolivar en Venezuela fueron a la huelga exigiendo la renacionalización de su fábrica. Hace siete años estos trabajadores habían apoyado su privatización. El Grupo “Utopía” contactó con estos trabajadores y fue a través de discusiones con ellos, que se levantó la exigencia de la renacionalización.

Committee for a workers' International publications

p128

p248 01

p304 02

imgFooter1