Gobierno de "confianza del pueblo" declara que ha tomado el poder
mundosocialista.net

mundosocialista.net

En notables 24 horas, protestas masivas estallaron en Talas, en el norte de Kirguistán, y se extendieron rápidamente por todo el país. La capital, Bishkek, fue sacudida por un rápido levantamiento de masas, que las autoridades trataron de sofocar con francotiradores y vehículos blindados. A pesar de las decenas muerto a tiros, las masas sólo se lanzaron hacia delante, atacando los edificios del gobierno, tomando las armas para resistir a la policía antimotines, antes de que ésta se acercara a apoyar el levantamiento. Por la tarde, el gobierno había renunciado y el presidente, Kurmanbek Bakiyev, había huido de la capital, en su Jet de la Fuerza Aérea N º1, tras despegar de la base aérea de EE.UU. en Manas en el borde de la ciudad. Su destino se rumoreo sería su ciudad natal, Osh, en el sur, cerca de Almaty, en Kazajstán, o incluso Praga. Estos eventos actúan como una dura advertencia a todos los otros líderes dictatoriales en Asia Central y la Comunidad de Estados Independientes (CEI), que, ante la creciente oposición, están intensificando la represión. El diario británico, The Financial Times, citó al exiliado líder de la oposición, Edil Baisalov, "Lo que estamos viendo es un levantamiento popular clásico. Esta es una revolución, y es sangrienta. Culpando al autoritarismo del gobierno por los disturbios, añadió: “Esto es lo que sucede cuando se coloca la tapa sobre la olla con demasiada fuerza – explota” (FT Abril 8 del 2010).

El presidente Bakiyev llegó al poder hace sólo 5 años, como resultado de la "revolución de los tulipanes", cuando la oposición pro-capitalista, apoyada en el enorme descontento de las masas de Kirguistán ante los resultados de las políticas neo-liberales, organizó un movimiento de protesta de masas para derrocar al entonces presidente Askar Akayev.

Al comentar sobre los acontecimientos en ese momento, el CIT dijo: “mientras que el 'poder de la calle' es suficiente para derrocar a los gobiernos, en sí mismo no es suficiente para establecer un gobierno alternativo que sea capaz de acabar con la corrupción y la pobreza que tiene esta región. En Kirguistán, todo lo que ha sucedido es que Akayev se ha visto obligado a huir mientras sus antiguos y leales lugartenientes han regresado al poder”.

Esta predicción ha sido corroborada. Bakiyev pronto se enemistó con sus aliados. Muchos de los líderes de la oposición hoy día, se encontraban originalmente en su gobierno.

Entre las principales quejas de las masas esta el hecho de que la corrupción y el amiguismo de la familia han crecido aún más fuertes bajo Bakiyev. El país se encuentra ahora entre los 20 primeros en el mundo por corrupción. Bakiyev excusa esto con comentarios como: "Es muy difícil para uno mismo separarse de las raíces y la educación". Su hermano, por ejemplo, es Jefe de la Policía de Seguridad y su hijo es ahora Director de la Agencia Central para el Desarrollo, Inversión e Innovación, que recientemente ha tomado el control de la participación principal en la mina de oro 'Kyrgyzalten '- esto representa para la empresa el 40% de la producción industrial del país! Ahora una nueva enmienda a la Constitución ha sido aprobada, que, en efecto, hace de la Presidencia una posición hereditaria.

Hasta que Bakiyev llegó al poder, Kirguistán tenía la reputación de ser relativamente democrática - rodeada por China, Uzbekistán, Kazajstán y Tayikistán, no fue difícil parecer relativamente libre. Pero la verdad no es tanto que el régimen neo-liberal que llegó al poder después de 1991 fuera represivo, sino que el aparato del Estado era demasiado débil y dividido para tomar medidas efectivas. Desde la victoria de Bakiyev, sin embargo, la máquina del Estado no ha dejado de ser más centralizada, con el Presidente asumiendo más poderes dictatoriales.

La intensa pobreza

Esto es en el contexto de una pobreza extrema para las masas. El salario mensual promedio es de alrededor de 30 a 50 dólares y, sin embargo este año el gobierno ha anunciado una duplicación de los precios de la electricidad y un aumento de 5 a 10 veces en los gastos de calefacción. La pobreza endémica es la fuerza impulsora detrás de las protestas actuales.

Las protestas comenzaron en la norteña ciudad de Talas. En una vuelta a las tradiciones feudales, el presidente una vez al año realiza un 'Kurultay', o asamblea con el pueblo para explicar sus políticas y acciones. Este “diálogo con el pueblo” toma la forma de reuniones de masas en las plazas centrales de las ciudades en todo el país. Este año, Bakiyev debió explicar la necesidad de la subida de los precios. Se vio obligado incluso, por la presión popular, a un acuerdo para garantizar la libertad de expresión y para remover a sus hermanos, desde sus posiciones de poder.

La oposición, sin embargo decidió organizar una Kurultay alternativa. Durante sus reuniones, se presento al gobierno un ultimátum: “Los incrementos de precios deben ser anulados, Kyrghyzantel y la compañía de electricidad debe volver a ser propiedad del Estado y los familiares del Presidente deben ser removidos de sus cargos”.Se exigía la liberación de todos los presos políticos. Además de esto debemos sumar la necesidad de luchar por todos los derechos democráticos, incluyendo: el derecho a formar sindicatos independientes, el derecho a libertad de reunión, a una prensa libre controlada democráticamente y a la convocatoria de una asamblea verdaderamente representativa de todas las personas, incluidos los trabajadores, jóvenes, estudiantes, pequeños comerciantes y las masas rurales.

Bakiyev decidió recibir el ultimátum con represión. El 6 de abril, Bolot Sherniyazov, líder del partido de la oposición 'Ata Meken' (Patria), fue arrestado para impedirle asistir a otra reunión de la calle. La ciudad estalló en rebelión.

Miles de manifestantes se reunieron alrededor de la sede de policía, para exigir la liberación de Bolot Sherniyazov. La policía sucumbió rápidamente, diciendo que sólo quería hacerle una entrevista. Pero el apetito de las masas creció, luego marcharon hacia la oficina del gobernador regional, exigiendo que "se pasara del lado del pueblo". Dirigiéndose a la multitud, el gobernador regional fracasó en convencerlos de su posición y un grupo arremetió contra las líneas policiales, atravesando para ocupar el edificio, y luego se anuncio que un gobernador alternativo había sido elegido.

mundosocialista.net

mundosocialista.net

Bakiyev y sus seguidores trataron de fingir que todo estaba bajo control. Cerraron las líneas telefónicas a la ciudad, las transmisiones de televisión e incluso internet se vio gravemente afectado. A nivel nacional se informó que la protesta había sido exitosamente controlada usando gases lacrimógenos y balas de goma.

Sin embargo, nuestro corresponsal desde Bishkek cuenta una historia diferente. Él dice que los manifestantes luego lucharon contra la policía antidisturbios y trataron de ocupar varios edificios del gobierno. El edificio del concejo de la ciudad fue incendiado, al igual que varios coches de policía. Ellos ocuparon el aeropuerto local. Por la tarde del 6 de abril, la ciudad estaba paralizada por una barricada, defendida por jóvenes que portaban bombas molotov. A propósito, nuestro corresponsal señaló, que la policía antidisturbios había sido recientemente re-equipada con dinero de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) - la organización supone que es el garante de la democracia en el continente. "Un agradecimiento especial a la OSCE por eso!", el comenta.

Mientras se desarrollaban estos acontecimientos, el gobierno anunció que las asambleas alternativas que se celebraran en todo el país el 7 de abril eran ilegales. Los líderes del "Movimiento del Pueblo Unido" (unión de los principales partidos de la oposición) fueron detenidos - 7 figuras clave y decenas de activistas fueron detenidos en Bishkek, solamente.

No debe haber ilusiones acerca de lo que estos líderes de la oposición representan. A. Atambaev, líder del 'Partido Social Demócrata', fue primer ministro de Bakiyev hasta el 2007. Él ganó notoriedad durante el aplastamiento de una manifestación de protesta por la policía antidisturbios, alegando que las protestas eran "ovejas llevadas a la batalla por una cabra!" Es uno de los más ricos en Kazajstán. El nuevo jefe del gobierno es Roza Otunbayeva, ministro de Asuntos Exteriores bajo Akayev, un aliado de Bakiyev durante la Revolución de los Tulipanes y el embajador más experimentados del país. Ellos culpan a Bakiyev de llevar a cabo una política económica y social en contra de los intereses del pueblo, pero, en realidad, estos líderes de la oposición están molestos porque, a raíz de la lucha por el poder que tuvo lugar tras la victoria de la Revolución de los Tulipanes, ellos perdieron.

Pero el intento de reprimir las protestas de la oposición en Talas, no sólo condujo a un levantamiento allí, sino que además rápidamente lo extendió a otras ciudades. Hay informes sobre edificios del gobierno siendo tomados e incendiados en Naryn, Issyk Kul y Batken. Los enfrentamientos entre la policía antidisturbios y los manifestantes habrían dejado a muchas personas muertas.

Las protestas se extendieron rápidamente a Bishkek, la capital. En ausencia de los líderes de la oposición, las protestas fueron espontáneas, reflejando la ira de la población por el alza en los costos de vivienda, costos de los alimentos y la privatización de industrias claves. El estado de ánimo se vio impulsado por las medidas represivas del gobierno, que cerró sitios de Internet, el portal de Internet de la TV Stan y, por supuesto, la prohibición de las protestas y las detenciones de dirigentes de la oposición.

Extractos de informes de testigos presenciales de Bishkek demuestran cómo se desarrollaron los acontecimientos:

07 de abril 15:11 horas.

Una fuerte manifestación de miles se acerca al edificio del Parlamento. La gente está tan enojada que la policía antidisturbios no puede detenerlos.

Los manifestantes rompieron el cordón de seguridad y han comenzado a apoderarse del transporte blindado del personal.

La principal demanda de los manifestantes era que Kurmanbek Bakiev debía renunciar.

Todos los líderes de la oposición han sido arrestados - acusados de organizar un golpe de Estado. La protesta es prácticamente espontánea. Ahora están tratando de detener a los periodistas. Kirill Stepanyuk, jefe de Stan TV, acaba de ser tomado. La gente tiene miedo que el gobierno anuncie una emergencia nacional. “Primero Akayev, ahora Bakayev - mira a tu alrededor, no hay puestos de trabajo. Ahora nos están disparando a nosotros. Van a pagar por la sangre con sangre”, comenta un manifestante.

07 de abril 16.10 horas

Hay una verdadera batalla que tiene lugar en Bishkek. La gente esta desarmando a la policía antidisturbios y tomando los escudos, porras y pistolas de gas de la policía. La policía antidisturbios se niega a disparar - saliendo con las manos en alto. Puedo ver que las personas están tomando más de un par de coches de policía, dos camiones de color verde oscuro - hay un lanzador de granada en la parte superior de uno de ellos. Hay gente con rifles Kalashnikov en la mano. Las transmisiones de televisión han sido cerradas. Hay tanques que se mueven por las calles, ellos están trayendo la artillería pesada. Hemos escuchado que los manifestantes se suman en otras regiones.

07 de abril 17.03 horas

Esto es guerra! Desde el techo de la Casa Blanca [Sede de Gobierno], francotiradores están disparando balas reales contra la multitud. Veo cuatro muertos; sus cabezas volaron. (Resistencia Socialista de Kazajstán llama con urgencia a todos los sindicatos, grupos juveniles, partidos y movimientos a protestar por estas acciones brutales de Kurmanbek Bakiev). Acabamos de escuchar que Kirill Stanyuk (Stan TV) acaba de ser liberado por la Policía.

07 de abril 17.23 horas

Los manifestantes han encontrado a uno de los francotiradores. Fue uno de los que desde los techos de la Casa Blanca disparo a las espaldas de los manifestantes. Él apenas logró escapar. Actualmente hay calma.

El gobierno no puede conseguir un estado de situación de emergencia declarada - no hay quórum. La oposición sigue en la cárcel. Las personas se están organizando. Los manifestantes han tomado el edificio de la TV – desmantelan la estación y la han dejado ahora.

De los activistas de derechos humanos hemos oído que la situación en toda la República Kirguisa (a las 17,09 horas) es la siguiente:

El gobernador de la Región Issykulskii ha renunciado.

El centro de televisión se ha ocupado - mientras el equipo de televisión se ha roto, un llamado de radio se está preparando actualmente.

Los edificios del gobierno regional han sido ocupados en Talas, Naryn, Issykul, Bakten (4 de 6 regiones).

Los edificios del ayuntamiento del gobierno han sido tomados en 5 ciudades, las sedes de policía en 3 ciudades.

El número de manifestantes en Bishkek está creciendo. Hay muchas víctimas. Según la prensa occidental más de 100 personas fueron asesinadas por los francotiradores. Las autoridades no entienden que matando personas sólo hacen que la gente se enoje aun más. Bakayev - dejar de matar al pueblo!

La carretera Kochkor-Bishkek ha sido bloqueada.

En Talas, las multitudes están exigiendo que el Jefe de la Policía retire su orden de utilizar armas. Ha sido muy golpeado.

07 de abril 19.57 horas

Una vez más la policía antidisturbios ha abierto fuego desde la Casa Blanca. Hay muchos heridos. Muertos. Los manifestantes se están moviendo a la Casa Blanca. La multitud ha atacado a la Fiscalía. Hay rumores (que más tarde demostraron ser infundados) de que el ministro del Interior ha sido capturado en Talas y golpeado hasta la muerte. Ahora la oposición ha tomado el poder en 3 regiones (de 6). Un estado de emergencia ha sido declarado y en aquellas regiones que siguen controladas por Bakiyev, un toque de queda ha sido declarado.

07 de abril 21.20 horas

La situación está fuera de control. El régimen de Bakiyev todavía está tratando de mantenerse en el poder por la fuerza. Pero ahora se rumorea que la familia de Bakiyev está siendo evacuada y ahora está bajo la protección de los estadounidenses en la base aérea Manus [la base de EE.UU. en el aeropuerto de Bishkek es utilizada por EE.UU. para la intervención en Afganistán]. De acuerdo con los grupos de derechos humanos, hay al menos 56 muertos en los hospitales de la ciudad. Pero a pesar de los disparos, los manifestantes no se dan por vencidos. Por el contrario, la gente está tratando de armarse - teniendo escudos y porras de la policía, algunos tienen armas de la policía antidisturbios. En la actualidad, la Casa Blanca está sitiada, los edificios de la Fiscalía, la Policía de Seguridad, y dos estaciones de televisión a favor del gobierno han sido ocupados. Hay tropas y vehículos blindados en las calles de las grandes ciudades. Es claro que el Gobierno intenta ahogar la insurrección en sangre. Pero en muchas áreas, la policía y las tropas se han rendido, se han pasado al lado de los manifestantes, se han quitado los uniformes y se unieron a las protestas. La televisión rusa está informando que los manifestantes son criminales e informa sobre pogromos. Pero los manifestantes se quejan de que grandes partes de la propiedad estatal, han sido recibidos por el Presidente y su familia. Esta revolución tiene muchos elementos de protesta social - la masa de manifestantes exige la nacionalización y que el país cambie su rumbo económico. Incluso si el sanguinario dictador Bakiyev ataca de nuevo, está claro que su régimen no tiene mucho tiempo. Y si la revolución es victoriosa, se abrirá la perspectiva de extenderse a los países vecinos.

08 de abril 01.47 horas

Pues bien, toda la información que estamos recibiendo indica que la sublevación ha triunfado. Las masas asaltaron esta noche la sede de la policía de seguridad y la prisión cercana. Los líderes de la oposición detenidos fueron puestos en libertad. La Casa Blanca ha caído y un “Gobierno de la confianza del pueblo” se ha formado. El ex presidente del Parlamento, Omurbek Tekebaev, declaró en televisión que el poder esta ahora completamente en manos del pueblo. Un comité ejecutivo central de 13 personas se ha formado liderado por el “jefe socialdemócrata” Rosa Otumbaeva.

Declaran que van a asumir toda la responsabilidad sobre sí mismos para el funcionamiento del país, Tekebaev declaró que "escuadrones de defensa del pueblo" se formarán para restaurar el orden en las calles. Últimas informaciones señalan que en algunas áreas, hay saqueo de supermercados chinos y de los hogares y bienes de la familia Bakiyev y que los escuadrones de defensa están intentando controlar la situación. Los regímenes en Kazajstán y Uzbekistán han enviado tropas adicionales para cerrar sus fronteras. Presumiblemente, el régimen chino hará lo mismo.

El CIT en Kazajstán y Rusia comenta (7 de abril de 2010):

Estos eventos son una consecuencia de la crisis económica actual y la desesperación que la población siente como resultado de la previa Revolución de los Tulipanes del 2005. Según informes de prensa el nuevo gobierno ha anunciado la retirada de las alzas de precios en la electricidad y calefacción, así como la renacionalización de la industria de la minería del oro y las industrias estratégicas. En estas condiciones, las protestas masivas son la mejor manera de defender tus derechos. Pero sin un programa y organización socialista, capaz de defender estos derechos en el largo plazo, tales acontecimientos revolucionarios pueden resultar solo en otra “Revolución Colorida”, donde la energía revolucionaria de las masas es explotada por otro sector de la clase capitalista para sus propios intereses. Prontamente el nuevo gobierno, utilizando el mismo lenguaje empleado en el 2005, dice que la prioridad es "restablecer el orden". La misma camarilla llegará al poder, pero sin Bakiyev. Ellos usarán los acontecimientos de los últimos dos días para demostrar el enojo de la gente y dejar salir presión de vapor.

La sustitución de un presidente por otro nada va a cambiar. El sistema tiene que ser cambiado. El capitalismo tiene que ser reemplazado por una economía democráticamente planificada y organizada - sólo de esa manera la crisis económica se podrá superar.

Por lo tanto hacemos un llamado para la creación de un partido de masas de izquierda, con un programa claro y una estrategia contra la represión y por la libertad de expresión y organización, contra el alza de los precios y el desempleo, con un programa masivo de inversión en la vivienda y la creación de empleos; para que el sector bancario, las minas de oro y los sectores clave de la economía sean nacionalizados, bajo el control y la gestión democrática de la clase obrera. Para ello, es necesario organizar un 'kurultay' (asamblea) de los trabajadores y pobres y formar un gobierno obrero, en que todas las capas de la clase trabajadora estén representadas.

Committee for a workers' International publications

p128

p248 01

p304 02

imgFooter1