Rusia: Los Socialistas condenan el terrorismo y la represión militar Rusa

Los secuestradores que agarraron 1.200 niños, padres y profesores han alcanzado un Nuevo nivel de barbarismo.

A niños pequeños les fue negada la comida y el agua. Muchos fueron tiroteados por los secuestradores, incluso antes de la sangrienta carnicería en que terminó el secuestro. Por lo menos, 335 murieron, y muchos más todavía permanecen ‘desaparecidos’. El traumático secuestro, y los masivos funerales han tenido un impacto devastador en ese pequeño pueblo.

Los Socialistas condenan absolutamente las tácticas inhumanas usadas por los secuestradores, miembros del grupo nacionalista Islámico Chechenio dirigidos por el señor de la guerra, Shamil Basayev. Estos métodos no adelantarán la causa del pueblo Checheno, que ha estado librando una larga y amarga resistencia contra la represión militar del estado Ruso.

La indignada reacción a los asesinatos en el colegio, tanto en Rusia como en internacionalmente, permitirán a Putin tomar medidas de poder incluso más duras para ‘combatir el terrorismo’. El autocrático Putin aplastará todavía más duramente los movimientos separatistas y recortará más las libertades democráticas en Rusia.

Internacionalmente. El horror ante los eventos de Beslan, por lo menos temporalmente, fortalecerán a Bush y Blair en su política de agresión y limitación de los derechos democráticos. Bush sin duda recibirá los acontecimientos de Beslan como un regalo para su campaña de reelección, en la que está tomando el papel de ’comandante en jefe’ en la ‘guerra contra el terrorismo’.

Putin rápidamente culpó al ‘terrorismo internacional’ y a ‘al-Kaeda’. Sus jefes de seguridad afirmaron que había al menos diez combatientes árabes entre los secuestradores, pero hasta ahora no han producido evidencia de eso. Al referirse al ‘terrorismo internacional’ Putin estaba tratando de distraer la atención de la larga y brutal guerra en Chechenia.

Aunque nada puede justificar las salvajes tácticas de los secuestradores, especialmente su inhumano apuntar contra ‘blancos fáciles’ como niños pequeños, sus tácticas desesperadas surgen de la salvaje represión militar Rusa en Chechenia.

Una de las mujeres terroristas suicidas Chechenas, una llamada ’viuda negra’ le dijo a un secuestrado: "Los soldados Rusos están matando a nuestros niños en Chechenia, así que estamos aquí para matar a los de ustedes. Otra dijo “Toda mi familia fue asesinada. Enterré a todos mis hijos. Vivo en la selva. No tengo ningún lugar adonde ir ni nada por que vivir”.

Hay alguna evidencia que algunas jóvenes mujeres bombas suicidas han sido presionadas para la acción. Sin embargo, en general son los métodos brutales de Putin en Chechenia, su negativa a conceder autonomía limitada, los que han alimentado las filas de los grupos terroristas islámicos. No pueden ofrecer ninguna salida, pero reflejan la ira y desesperación de muchos Chechenos, que están dispuestos a luchar hasta la muerte antes que aceptar la continuación de la dominación Rusa.

Series de ataques

Justo antes que comenzara el secuestro de Beslan, dos aviones Rusos se estrellaron. Casi seguro derribados por la acción de suicidas Chechenos con bombas. Al mismo tiempo, una bomba explotó en el metro de Moscú. two Russian airliners crashed, almost certainly brought down by Chechen suicide bombers. At the same time, a bomb exploded on the Moscow underground. Estos actos bárbaros, los últimos de una serie de ataques, han fortalecido la opinión pública en favor de mayor acción del estado para aplastar al terrorismo. Naturalmente, la gente quiere protección contra los ataques terroristas.

Sin embargo es el ‘estado fuerte’ que preside Putin el que provocado la insurgencia nacionalista y el terrorismo. Putin gobierna en alianza con una nueva clase dominante de gangster capitalistas, dominados por las grandes oligarquías del petróleo y el gas. Ha trabajado para fortalecer la maquinaria estatal, confiando fuertemente en los servicios de seguridad.

Putin promueve una nueva forma de imperialismo Ruso, tratando de restaurar el poder y la influencia que fueron minadas cuando el antiguo estado estalinista multinacional, la Unión Soviética, colapsó después de 1989. Recientemente, acusó a los enemigos de Rusia de trata de cortar “un pedazo jugoso de nuestro pastel”, promoviendo movimientos separatistas en zonas como el Caucaso.

Putin se ha opuesto totalmente a la independencia, o incluso a la autonomía limitada, para Chechenia o otras entidades nacionales. Dejas ir a una, piensa, y habrá una avalancha de exigencias de autonomía y separación.

El Caucaso fue colonizado por los zares en la primera parte del siglo XIX por sus ricos recursos agrícolas. Ahora es de importancia creciente por el petróleo y el gas, y especialmente por las tuberías de as que corren desde el Mar Negro al Mar Caspio. Después de que el predecesor de Putin, Boris Yeltsin, desató la Guerra de 1994-97 en Chechenia, Putin lanzó una segunda guerra en Agosto de 1999.

Pero Putin ha jugado un tortuoso juego de divide y gobernar en el Caucaso. Mientras se opone implacablemente a la independencia de territorios como Chechenia, apoya cínicamente movimientos secesionistas en regiones como Abjasia y Osetia del Sur, principalmente para crear conflictos para el régimen independiente de Georgia que Putin desea socavar.

A comienzos de los años 1990, los servicios de seguridad Rusos usaron ellos mismos a Shamil Basayef, entonces su enemigo en Chechenia, para ayudar a la separación de Abjasia de la vecina y recién independizada Georgia.

Mas aún, las fuerzas militares que el estado Ruso despliega en el Caucaso son notoriamente corruptas. “El conflicto también ha abierto oportunidades para el enriquecimiento personal (para los militares) en todos los niveles, desde coimas en puntos de control y el tráfico ilegal de armas al control sobre la producción local de petróleo.“ (Financial Times, 6 de Septiembre) Hay un Mercado negro de armas, incluidos misiles tierra aire, que da a muchos grupos de guerrillas acceso a las armas.

Putin también enfrenta una crisis social y económica creciente en Rusia misma. Sin duda, él está utilizando la amenaza de la ‘amenaza de una guerra terrorista contra Rusia’ para desviar la atención del creciente descontento. El retorno del mercado capitalista ha sido un desastre para la mayoría de los rusos. La pobreza y la desigualdad se han disparado. El ultimo movimiento de Putin es cortar el gasto del estado en servicios de salud, educación, guarderías y pensiones. No extraña que necesite una desviación de la atención.

Editorial de ‘The Socialist, periódico del ‘Socialist Party’, cit en Inglaterra y Gales.

Special financial appeal to all readers of socialistworld.net

Support building alternative socialist media

Socialistworld.net provides a unique analysis and perspective of world events. Socialistworld.net also plays a crucial role in building the struggle for socialism across all continents. Capitalism has failed! Assist us to build the fight-back and prepare for the stormy period of class struggles ahead.
Please make a donation to help us reach more readers and to widen our socialist campaigning work across the world.

Donate via Paypal

Liked this article? Please become a Patron! and support our work

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


September 2004
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930