CIT Escuela Latinoamericana: Segundo día: la crisis económica y la lucha latinoamericana

Sábado, el segundo día de la escuela latinoamericana, estuvo lleno de debate sobre la situación de Latinoamérica con una discusión general sobre los acontecimientos principales del último periodo y la nueva situación desarrollándose en el contexto global de la crisis económica. Charlas separadas fueron planificadas para prestar atención especial a las luchas en Brasil, Chile, Venezuela y Bolivia.

América Latina

Camarada Andre Ferrari de Sao Paolo abrió la charla explicando que Latinoamérica, lo cual todavía no ha entrado en una recesión como los país industrializados avanzados, no se escapará de la crisis económica mundial.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha previsto un crecimiento en Latinoamérica de sólo 1% durante el 2009 mientras que las Naciones Unidas dice que la crisis aumentará el nivel de pobreza en la región por un 15%. Ya se puede ver las señales de una crisis profunda pese a las declaraciones contrarias de algunos gobiernos como Lula, quien ha dicho que Brasil no será afectado por la crisis.

Brasil ya ha perdido alrededor de 600.000 empleos. México, que está muy dependiente de la economía estadounidense—por las exportaciones del petróleo y las remesas de los inmigrantes trabajando en EEUU—está sintiendo las consecuencias de la caída de los precios de petróleo y la recesión profundo en los EEUU.

Patricio de Chile habló de los riesgos de deflación y el impacto enorme que caída de los precios de los productos de consumo tendrá a las economías de exportación como Chile. Claramente, América Latina no puede sostener el crecimiento mientras el mundo industrializado avanzado está en una recesión.

La situación está empeorando y esto sólo intensificará la inestabilidad y el conflicto de clases que ha marcado el último periodo. La crisis económica del fin de los años 90’s fue una causa importante del colapso de tres regimenes neoliberales y más de una década de lucha en contra de la política neoliberal.

Desde los fines de los años 90’s, las masas de Ecuador han derrumbado a tres presidentes neoliberales. Los trabajadores de Argentina respondió a la cierra de muchas fábricas con ocupaciones industriales. Un intento de privatizar el agua de Bolivia en 2000 provocó una lucha victoriosa en contra de las transnacionales en la Guerra del Agua.

No sólo ha habido resistencia contra la agenda neoliberal pero también luchas que han puesto el futuro del capitalismo en duda, con el ascenso de gobiernos populistas de la izquierda en Venezuela y Bolivia. Mientras ellos se enfrentan con el imperialismo estadounidense con el apoyo de las masas, los presidentes Hugo Chávez y Evo Morales todavía intentan mediar entre los intereses de los trabajadores, campesinos y pobres y los intereses de los capitalistas y latifundistas.

En Bolivia, el apoyo de las masas por la nueva constitución, la cual “garantiza” trabajo digno, educación, salud y servicios básicos para todos, representa una victoria clara para Morales. Podría abrir una situación revolucionaria en Bolivia.

Sin embargo, Morales no ha usado el apoyo de las masas para avanzar los movimientos sociales, para que tomen control sobre la tierra, el gas y otros recursos necesarios para realizar las garantías de la nueva constitución. Por el contrario, ha hecho concesiones a la derecha.

En Venezuela, la situación ha cambiada. La pérdida de Chávez en el referéndum de Diciembre del 2007 y el fortalecimiento de la oposición en las elecciones municipales de Noviembre 2 del 2008 ha abierto espacios para el fortalecimiento de las fuerzas de la derecha. Aunque las elecciones locales no fueron una pérdida total para Chávez, la derecha ha ganado control sobre provincias importantes que tienen muchos recursos naturales.

Los programas sociales del gobierno de Chávez, sostenidos por los ingresos petrolíferos, también están amenazados por la baja de los precios del petróleo. Enfrentándose con una crisis económica cada vez más profunda, las masas de Venezuela quizás van a presionar a Chávez a tomar medidas más radicales para nacionalizar sectores importantes de la economía, pero esto no está seguro.

Mientras estos procesos de revolución y contra-revolución se han desarrollado en Venezuela y Bolivia, la lucha en el resto de la región no ha sido tan avanzada.

El crecimiento recién ha proveído una estabilidad relativa a algunos de los gobiernos neoliberales pese a los ataques en contra de los trabajadores y campesinos y la capitulación al imperialismo. Sin embargo, la crisis económica y la radicalización general que está ocurriendo por toda la región se ha acabada con esta estabilidad.

El gobierno de Lula de Brasil ha mantenido un apoyo popular amplio con programas sociales básicos que han creado la ilusión de que Brasil podría alcanzar el nivel de vida que tiene el mundo industrializado. Estas ilusiones no pueden ser mantenidas cuando los efectos de la crisis se profundicen. Fue notado que el clima ya ha cambiado mucho desde Octubre, cuando la crisis económica mundial se agravó.

Hay muchas señales de una radicalización generalizada desarrollándose en América Latina. En 2006, una huelga de los maestros en Oaxaca, México se dirigió a una rebelión de masas contra el gobierno regional. También, hubo manifestaciones de masas contra el fraude electoral que se instaló al neoliberal, Felipe Calderón, como presidente. Andrés Manuel López Obrador perdió de causa del fraude y ahora está considerando separarse del Partido Revolucionario Democrático (PRD) lo cual se está moviendo hacia una coalición con el gobierno de Calderón, provocando cuestiones sobre la posibilidad de una nueva formación de la izquierda en México.

En Perú, ha habido movilizaciones de masas en el sector de trabajadores públicos y de los trabajadores mineros. En las últimas elecciones, Ollanta Humala, una nueva figura de la izquierda apoyada por Chávez, hizo campaña en contra del gobierno que ahora es muy impopular, indicando un aumento del apoyo para ideas de la izquierda. Celso, de Chile, hizo un informe sobre su visita reciente a Perú donde la participación impresionante en nuestras reuniones reflejó una nueva conciencia desarrollándose entre trabajadores y jóvenes.

América Central ha experimentado señales de radicalización también. En El Salvador, el gobierno pro-EEUU fue contestado por el FMLN, una formación izquierdista del pasado basado en la lucha guerrillera e influenciada por los Sandinistas. Otra señal del crecimiento de las ideas de la izquierda y la presión de las masas es la iniciativa del gobierno de Honduras de juntarse con la alianza comercial, ALBA, entre Nicaragua, Cuba, Venezuela y Bolivia.

Incluso países como Colombia y Chile, utilizado por los EEUU como un contrapeso a los gobiernos de Venezuela y Bolivia, han visto movilizaciones de masas y nuevas luchas. En Chile, la rebelión estudiantil—conocido como “la revolución pingüino” en 2006 estremeció a la sociedad chilena y tuvo un impacto significante para los trabajadores. En Colombia, el país latinoamericano más ligada a los EEUU, ha tenido lugar marchas masivas de campesinos y el apoyo popular para el gobierno ha bajado.

También, hubo intervenciones sobre el rol semi-imperialista de Brasil dentro de América Latina, explotando, por ejemplo, los hidrocarburos de Bolivia o los recursos hidroeléctricos que comparten con Paraguay. No obstante, Brasil no juega un rol imperialista independiente; es obligado a actuar al mismo tiempo a favor de los intereses del imperialismo estadounidense y europea. Brasil envió tropas a Haití, por ejemplo, cuando el militar estadounidense fue demasiado ocupado con las guerras del Medio Oriente.

La conversación sobre Latinoamérica se realizó durante un momento importante con la crisis económica y los eventos mundiales desarrollándose de una manera muy rápida. El principio de 2009 también marcó la cincuenta aniversaria de la revolución cubana del 1959. Aunque no construyó una democracia verdadera de los trabajadores, la revolución cubana rompió de una manera decisiva con el imperialismo estadounidense y derrocó el capitalismo en Cuba.

Marcus de Brasil explicó que después del colapso de la Unión Soviética, la cual había dado un apoyo económico importante a Cuba, algunos partes de la economía, como turismo por ejemplo, fueron abiertos a los mercados privados. Recién, el apoyo económico de Chávez había frenado e incluso revertido este proceso. Pero, con Raúl Castro ahora en el poder, la amenaza de una restauración capitalista podría presentarse de una forma más agudizada en el próximo periodo debido a los planes de Raúl de liberalizar la economía usando la China como un modelo.

Sin embargo, en el contexto de la crisis económica mundial, la restauración del capitalismo en Cuba sería un proceso muy difícil y poco uniforme. Sascha, representando el Comité Ejecutivo Internacional (CEI), preguntó como los socialistas debemos preparar para esta situación. No sólo significa que los socialistas hacen la llamada por una democracia de los trabajadores en Cuba pero también será necesario luchar por la defensa de la economía planificada, posiblemente formando un bloque con el ala de la burocracia que apoya la economía planificada, sin unirnos con ellos políticamente.

En general, la nueva situación de Latinoamérica levanta muchas preguntas importantes para los socialistas. Internacionalmente, América Latina ha estado en la vanguardia de la lucha de clases. La crisis económica mundial ahora está creando las condiciones para que Europa, los EEUU y otros países la alcancen a Latinoamérica, pero esto intensificará las batallas entre la lucha de masas y las fuerzas reaccionarias de la región.

El debate sobre Latinoamérica de hecho fue solamente el inicio de un debate para analizar la situación y desarrollar perspectivas. También, fue el principio del proceso de preparar al CIT y el movimiento socialista en general para una nueva época de descontento social y político, y de revolución y contra-revolución en América Latina y alrededor del mundo.

Liked this article? We need your support to improve our work. Please become a Patron! and support our work
Become a patron at Patreon!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*