Brasil: Izquierda del PT no pasa su primera gran prueba en el gobierno de Lula

Reforma a las pensiones es aprobada en primer turno en la Cámara Federal con el voto de la mayoría de los sectores de la izquierda del PT.

En la noche del día 05 de agosto aconteció la primera votación del proyecto de reforma previsional del gobierno de Luis Ignacio Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores –PT. El proyecto que arranca derechos de los funcionarios públicos y abre el camino a la privatización del sistema previsional a través de los fondos de pensión, contó 359 votos a favor frente a 126 en contra y 9 abstenciones.

La mayoría se obtuvo gracias al voto favorable de 65 diputados de la oposición de derecha al gobierno de Lula. El PSDB (partido del ex presidente Cardoso) e el PFL (tradicional partido de la derecha) tuvieron prácticamente a la mitad de sus bancadas votando junto con el gobierno del PT.

La votación fue apresurada debido al temor del gobierno frente a la gran manifestación realizada por los trabajadores del servicio publico en huelga contra la “reforma” desde el día 08/07. Durante el día 06 de agosto, cerca de 80 mil trabajadores ocuparon las calles de Brasilia en protesta contra la votación del día anterior exigiendo el retiro del proyecto.

La lucha debe continuar para impedir que el resultado se repita en la nueva votación que se hará en la Cámara Federal probablemente cerca del día 20 de agosto y en unas dos votaciones que deberán acontecer en el Senado de la Republica posteriormente.

Para garantizar un resultado favorable a la reforma, el gobierno de Lula hizo concesiones a los gobernadores estatales derechistas y acepto las exigencias de los jueces para mantener sus privilegios y niveles de pensión. Sin embargo, para los trabajadores y la izquierda, el gobierno solo ofreció represión policial, rehusándose a negociar y llevar adelante ataques contra los trabajadores públicos junto con amenazas de expulsión de los parlamentarios petistas que votasen en contra del proyecto del gobierno.

Pocos días antes de la votación, el 01 de agosto, una manifestación de trabajadores del servicio publico en Brasilia, fue reprimida por la policía, la senadora Heloísa Helena, del PT de Alagoas, fue duramente agredida por el cuerpo de choque de la policía federal.

La posición de los diputados del PT

De los 92 diputados federales del PT, 80 votaron junto con el gobierno contra los trabajadores públicos, 8 se abstuvieron y solo tres votaron contra el proyecto del gobierno (incluso hubo uno ausente).

Igualmente, el Partido Comunista de Brasil se vio en una situación de ruptura con el centralismo inédita en toda su historia. De sus 11 diputados, 7 votaron a favor del gobierno y 4 lo hicieron en contra.

En el caso del PT, el resultado demuestra que el ala izquierda del partido no pasa la primera gran prueba puesta y la adopción de políticas contrarias a los intereses de los trabajadores por parte del nuevo gobierno.

Solo tres diputados petistas considerados “radicales” –Luciana Genro, Joäo Batista Baba y Joäo Fontes- votaron en contra. El día 11 de septiembre, una reunión del Directorio Nacional del PT deberá votar su expulsión del partido.

Del total de diputados federales considerados mas a la izquierda del partido, 24 votaron favorablemente la reforma y enseguida declararon la razón de su voto, criticando aspectos del proyecto y justificando su posición defendiendo la unidad del partido del PT. Sin embargo, para los sindicatos de los trabajadores de los servicios públicos, esa justificación no impide que estos diputados sean incluidos en la lista de traidores a los trabajadores quienes tendrán sus nombres y retratos reproducidos en grandes carteles que serán colocados en los postes, muros y paredes por todo el país.

Ocho de los parlamentarios de izquierda decidieron abstenerse de la votación. Se declararon contrarios al proyecto, pero sin que eso los pusiera en una situación de renuncia al PT. Terminaron en el peor de los mundos, fueron amenazados de expulsión por no acatar la decisión de la dirección del partido, pero esto no impidió que fueran considerados traidores por los trabajadores del sector publico.

Después estos parlamentarios votaron favorablemente para imponer contribuciones a los trabajadores jubilados y por el aumento de los niveles de pensión de los jueces estatales, reconquistando así la confianza de la dirección del PT y cayendo definitivamente en desgracia frente a los trabajadores del sector publico.

La posición tomada por las principales corrientes organizadas de la izquierda petista fue la siguiente:

Articulación de Izquierda:

Es la mayor corriente de la izquierda petista. Su origen es una disidencia de izquierda de la corriente mayoritaria conocida como Articulación. La totalidad de sus 9 diputados federales voto favorablemente la reforma. Existe un gran debate en su interior con grandes sectores de base y algunos dirigentes rechazando la posicion de sus parlamentarios.

Democracia Socialista.

Es la tendencia que reúne a los militantes del llamado Secretario Unificado de la Cuarta Internacional de Brasil. La posición oficial de su dirección fue llamar al voto favorable a la reforma en nombre de la unidad del PT. Dos de sus diputados se abstuvieron (Walter Pinheiro de Bahia y Orlando Fantasini de Sao Paulo) y fueron criticados públicamente por la coordinación de la tendencia. Los demás votaron favorablemente.

Estos dos diputados posteriormente acataron la decisión tomada por la dirección del PT y del gobierno, votando a favor del aumento de contribuciones a los inactivos y el alza de beneficios a los jueces estatales.

Democracia Socialista es la tendencia que tiene como uno de sus principales dirigentes al actual ministro de desarrollo agrario, responsable del problema de la reforma agraria, Miguel Rosseto.

La senadora Heloísa Helena también pertenece a DS, sin embargo su conducta ha siso mucho mas a la izquierda que la de su corriente. Heloísa esta amenazada de expulsión del PT pues ya ha declarado que votara contra el proyecto cuando este sea presentado en el senado.

Fuerza Socialista

Originada de grupos de izquierda de los años 70 y 80, Fuerza Socialista eligió tres diputados federales. Uno de ellos, Nelson Pelegrino (PT-Bahía) que fue electo líder de la bancada del PT en la Cámara y acabo asumiendo posiciones abiertamente favorables a la política neoliberal del gobierno, incluso voto favorablemente la reforma previsional. Actualmente este parlamentario no habla mas en nombre de esta tendencia.

Los dos diputados restantes, Iván Valente (PT de Sao Paulo) y Maninha (PT del Distrito Federal) se abstuvieron en la votación de la reforma y luego votaron favorablemente el ataque a los inactivos y el aumento de beneficios a los jueces.

Independientes de izquierda y colectivos regionales.

Existen además diputados independientes que se reivindican del campo de la izquierda del PT y representantes de tendencias regionales que votaron con el gobierno y contra los trabajadores. El diputado Luis Eduardo Greenhalgh de Sao Paulo asumió la presidencia de la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara federal, y desde entonces asumió una posición totalmente pro gobierno.

El diputado Chico Alencar del grupo Refazendo (un frente de varias tendencias, colectivos y militantes de la izquierda de Río de Janeiro), critico el proyecto de reforma previsional pero termino absteniéndose en la votación y luego voto favorablemente las otras propuestas.

El diputado Lindbergh Farias adopto una posición que refleja la confusión que envuelve a sectores de la izquierda en Brasil. Lindbergh fue presidente de la Unión de Nacional de Estudiantes (UNE) en 1992 cuando esta entidad lidero el movimiento que derrumbo al entonces presidente Fernando Collor. Después fue electo diputado federal por el Partido Comunista de Brasil (PCdeB). En medio de su mandato rompió con su partido, declaro su adhesión al trotskismo y se afilio al PSTU. Recientemente rompió con el PSTU y se afilio al PT, alineándose con su ala izquierda.

En el inicio del gobierno de Lula, asumió una posición bastante critica y corrió el riesgo de sufrir amonestaciones por parte de la dirección del partido. Luego retrocedió, adoptando una postura francamente pro-gobierno y llego a apoyar al presidente de la Cámara, Joao Paulo, cuando este permitió la entrada de la policia a la sede del poder legislativo para reprimir a manifestantes.

Termino votando junto al gobierno la reforma previsional, mientras buena parte de sus asesores y colaboradores rompían con él.

La huelga de los Trabajadores Públicos continua

Los trabajadores de los servicios públicos federales continúan su huelga aun después de la votación en la primera ronda en la Cámara del proyecto de reforma previsional. La huelga fue reforzada con la adhesión de varios sectores de los trabajadores estatales, como los profesores de las universidades estaduales de Sao Paulo.

La dirección de la CUT, encabezada por la Articulación Sindical y vinculada políticamente al sector mayoritario del PT y del gobierno, no ha desempeñado un papel de apoyo firme a la huelga y de construir la unidad de los trabajadores del sector publico como los otros sectores dela clase trabajadora.

En un momento en que hay un crecimiento de las ocupaciones de tierras en el campo y en la ciudad, huelgas de las ensambladoras contra despidos masivos y el inicio de campañas saláriales de varios sectores, existen condiciones para la unificación de esas luchas. Esto impediría que el gobierno de Lula profundizase la política neoliberal impuesta por el FMI y crearía condiciones para la construcción de una alternativa política de izquierda a la dirección del PT y del gobierno.

Una nueva manifestación en Brasilia para el 19 de agosto esta siendo organizada por la Coordinadora Nacional de entidades de los trabajadores públicos. Es probable que esta manifestación sea aun mayor que la anterior pues debería tener una mayor adhesión del sector publico.

Construir una alternativa de izquierda

El profundo giro a la derecha del PT, la posibilidad de expulsión de los llamados “radicales”, la vacilación de sectores de la izquierda petista, las rupturas, reorganización y realineamientos envolviendo prácticamente a todas las tendencias de la izquierda, todo esta colocando la discusión sobre la posibilidad de la formación de un nuevo partido de izquierda en Brasil.

El debate acerca del rumbo y de las tareas de la izquierda envuelve hoy a toda la militancia petisa y los activistas de los movimientos sociales.

Todos discuten si aun es posible disputar al PT y ganarlo para una posición de izquierda consecuente. Lo mismo en relación al gobierno de Lula.

Bajo esta situación, los militantes de SR, sección brasilera del CIT, estan apoyando firmemente la huelga de los trabajadores federales. Fortalecer y unificar las luchas y crear las bases para combatir la línea política derechista de la dirección del PT. Además del apoyo al movimiento, tenemos hoy nuevos militantes del sector publico. Nuestros compañeros entre los trabajadores estaduales, en las universidades y entre los profesores, se están preparando para reforzar la lucha de los federales.

Contra las vacilaciones de sectores dirigentes de la izquierda petista, pero también contra el sectarismo estéril de algunos sectores de la izquierda desde fuera del PT, SR defiende la unidad de la izquierda (dentro y fuera del PT) sobre la base de un programa anti-capitalista y socialista.

Entendemos que existe una verdadera lucha de clases al interior del PT y la base social obrera no podrá convivir con una dirección abiertamente burguesa y que aplica las políticas del FMI en el país. Por eso, la construcción de una alternativa política de izquierda a esa dirección es fundamental.

Para nosotros, lo que esta en disputa es la conciencia de millones de trabajadores que aun tienen esperanza en el PT y en Lula. Es preciso movilizar, educar y organizar a los sectores mas avanzados de los trabajadores y de la juventud para que estos puedan dialogar y convencer a los demás sectores –la mayoría- que no completaran su experiencia con el PT.

Al mismo tiempo, cualquier vacilación podrá hacer que toda una generación se pierda en medio de la desmoralización frente al papel que el gobierno juega hoy.

Igualmente, en el futuro, Lula se vera frente a una profunda crisis económica y a un ascenso generalizado de las luchas y acabe siendo obligado a adoptar políticas que no satisfagan al FMI (así como el gobierno burgués de Kirchner en Argentina lo esta haciendo), esto no eliminara la tarea de construir una alternativa de izquierda consecuente. SR esta trabajando para eso.

Special financial appeal to all readers of socialistworld.net

Support building alternative socialist media

Socialistworld.net provides a unique analysis and perspective of world events. Socialistworld.net also plays a crucial role in building the struggle for socialism across all continents. Capitalism has failed! Assist us to build the fight-back and prepare for the stormy period of class struggles ahead.
Please make a donation to help us reach more readers and to widen our socialist campaigning work across the world.

Donate via Paypal

Liked this article? Please become a Patreon! and support our work

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


August 2003
M T W T F S S
« Jul   Sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031