Estado español: Mirando hacia el abismo

Sombrío futuro bajo el capitalismo

Paro de masa

Este año, en España, los meses del verano soleado, se ensombrecieron con el anuncio de que el desempleo registrado había subido a casi 4 millones (más del 18%). Aunque el número real es sin duda mucho más alta, esta cifra muestra la cruda realidad de la vida en España, una de las peores víctimas en el mundo de la crisis capitalista, que ahora devasta los niveles de vida a nivel internacional. Desde entonces, más luz se ha derramado sobre la dramática escala de la crisis económica del capitalismo español. Después de una década o más de tasas de crecimiento sin precedentes, con los patronos y los especuladores del país, cabalgando sobre el auge groseramente inflado de la inmobiliaria, la crisis en España ha asumido muchas de las características del “hombre enfermo” de Europa, con pocos signos de mejora en un futuro próximo. Un informe recientemente publicado por el Foro Económico Mundial, ‘Índice de Competitividad Global’, vio caer España detrás de países como Brunei, y los Emiratos Árabes Unidos en términos de su poder económico (El País, Miércoles, 9 de septiembre de 2009). Este dato, junto con el hecho de que, con una casi duplicación del desempleo en menos de un año, el número de españoles sin trabajo, está cerca de los totales combinados de Francia e Italia, ha expuesto las debilidades fundamentales que estan detrás del relativo ” éxito” del capitalismo español en el último período. ¿Qué futuro espera a los trabajadores y la juventud con el capitalismo español mirando al abismo?

El mal llamado gobierno “socialista” de José Luis Rodríguez Zapatero ha visto aumentar su déficit público por cinco veces a € 49.7 millones de dólares en los primeros 7 meses de 2009. Zapatero afirma que ha sido un poco “aturdidos” por el giro dramático en la situación económica. No lo suficientemente aturdido sin embargo, como para no adoptar medidas adecuadas con urgencia para rescatar a los banqueros de España con € 150 billones poco después del inicio de la crisis internacional, para salvar al capitalismo español en un colapso total.

Pesadilla de desempleo

Pero mientras la vida sigue siendo buena para los banqueros de España – con el banco español Santander, por ejemplo, usando sus super-beneficios obtenidos durante el auge para tragarse los activos restantes del banco británico Northern Rock tras su nacionalización por el gobierno británico – El gobierno del PSOE (Partido Socialista Obrero de España) no han actuado con la misma rapidez para salvar a los cientos de miles de familias lanzadas a la pobreza por la crisis. Millones de trabajadores recientemente desempleados, sobre cuyas espaldas fue construido el auge capitalista, no pueden confiar tan fácilmente en la ayuda del gobierno. Esta primavera, el desempleo empezó a salirse de control, casi 1,2 millones de personas se encuentran sin ningún pago de prestaciones por desempleo, gracias a la negativa de los sucesivos gobiernos españoles a conceder el derecho a la subsistencia de todas las personas desempleadas.

La situación que está desarrollandose en España es de ebullición con ira, ya que los banqueros fueron rescatados, mientras que los trabajadores eran arrojados a los perros de la pobreza y el desempleo. Estos eran los ingredientes para un estallido social potencial con la rabia entre los trabajadores y los jóvenes, y el gobierno lo sabía. Esto también se refleja en las acciones de los dirigentes sindicales, que aunque impotentes, en las negociaciones con el gobierno y los empresarios, exigieron “subsidios de emergencia” para los desempleados sin ingresos.

El magnífico movimiento de los estudiantes de escuela y universitarios en los últimos meses de 2008, que organizaron una campaña de huelgas y ocupaciones en oposición a la ejecución del “Plan Bolonia” – que impulsaba el paso al mercado de la educación y amenazó con restringir el acceso de los jóvenes de la clase trabajadora a la educación de

tercer nivel – planteo la idea de una respuesta de masas, a militante en el orden del día en toda amplitud en la clase trabajadora. Todos estos factores, combinados con el hecho de que Zapatero estaba discutiendo con la CEOE (la confederación patronal) sobre el “reformas” al trabajo destinadas a atacar a los derechos de los trabajadores en materia de contratos y la indemnización de despido, llevó a una situación en la que, sobre las masivas manifestaciones del Primero de Mayo de este año, la demanda de una huelga general dominó completamente.

En vista de esto, Zapatero, que inicialmente se negó a actuar contra el empobrecimiento de millones de personas, anunció un subsidio especial mensual de € 420 a pagar a los como prestaciones a los desempleados que hayan agotado sus derechos desde enero de 2009. Esta medida no contiene nada para aquellos de entre el 14% de desempleados que a finales de 2008, estaban en una situación similar (aproximadamente 500.000) y representa una cantidad miserable, en comparación con otros países europeos (Irlanda ofrece actualmente un pago universal de más de € 800 al mes a todos los desempleados de más de 20 años de edad) y el coste real de la vida. La vida para millones de desempleados en España es una verdadera pesadilla, que el capitalismo español parece incapaz de hacer frente.

Zapatero

Las medidas ‘de curita’ de ayuda de Zapatero

Así como la concesión anterior, el Gobierno también ha puesto en marcha numerosos programas de obras públicas, € 8 mil millones han sido dados a las autoridades locales para este fin, en un intento desesperado por detener la avalancha de desempleo. El hecho de que este estímulo, que ha empleado alrededor de 410.000 personas, sólo logró detener el incremento del desempleo durante 2 meses, da una idea de la enorme magnitud de la crisis.

Sin embargo, el objetivo de esta medida no era la creación duradera de puestos de trabajo de utilidad social, sino que sólo pretende ser una “curita” temporal a las vergonzosas cifras de desempleo crecientes. Los trabajadores han sido colocados con contratos de corta duración y trabajan en proyectos de reparación, principalmente en pequeña escala de la infraestructura, sólo para ser devueltos al desempleo, cuando se haya completado el trabajo. Los próximos meses veremos a muchos miles vivir esta experiencia, impulsando el desempleo aún más hacia arriba, hacia el 20% y 5 millones.

¿Los capitalistas divididos?

Estas medidas han suscitado muchas críticas, las más importantes de los trabajadores y los jóvenes indignados por su carácter insuficiente, de carácter temporal. Sin embargo, los sectores de la élite capitalista de España también han aumentado las críticas al manejo de Zapatero de la crisis. En El País, el lunes 7 de septiembre, Bob Traa, quien dirige la mesa del FMI en España, fue citado, generando dudas sobre los efectos potenciales de las acciones del gobierno en “aumentar el potencial de crecimiento del país”. En los planes de obras públicas antes mencionadas, indicó, “los beneficios serán a corto plazo, pero la deuda de 8 billones de € euros será permanente”. Esta posición ha sido compartida por la derecha, el partido de la oposición de derecha, el PP (Partido Popular), cuya campaña en las últimas elecciones europeas se centró en la creencia del partido en la necesidad de una mayor austeridad “. Gerrardo Díaz-Ferrán, el director de la organización patronal, CEOE, advirtió el 21 de septiembre que los planes del gobierno para incrementar los impuestos sobre las ganancias de capital (aunque dejando intacto el sistema de fondos de inversión «1% de impuesto» utilizado por los súper ricos para evitar los impuestos ) representaba una “grave error” – recomendando una vez más la “austeridad” en lugar de la medida (El País, 22 de septiembre).

En cierto modo, las críticas sobre la respuesta del PSOE a la crisis económica siguen una cierta lógica. Las medidas de ayuda de Rodríguez Zapatero se han realizado a expensas de un enorme aumento del déficit público. No se han combinado, hasta ahora, con ninguna medida que incrementaria significativamente los ingresos estatales, además de revertir un descuento de € 400 anuales de impuestos, que hará la situación de las familias más pobres, más difíciles. Esto no hacea Zapatero, un campeón de la clase obrera, o de los cruzados contra los ricos, como recientemente ha pretendido retratarse a sí mismo. El rescate de los banqueros mientras cientos de miles de personas sobrevivían sin medios de subsistencia, hacen que esta afirmación sea ridícula. Zapatero y el PSOE tienen en su mira ataques masivos a los trabajadores y los pobres en España, a fin de colmar su déficit, a su costa. El PSOE, el PP y toda la maquinaria capitalista española estan esencialmente unidos detrás de sus planes para que los trabajadores y los jóvenes paguen por la crisis.

Las políticas del PSOE contribuyeron al colapso de la economía de España en no pequeña medida. Zapatero ayudó a alimentar la economía impulsada en la especulación de la construcción que ha implosionado tan dramáticamente. Este modelo económico se organizó en torno a la voluntad de la patronal para un mercado de trabajo barato, escasamente regulado y un impuesto bajo a las sociedades. La gran mayoría de los empleos perdidos en el último año en España, especialmente en la industria de la construcción, son resultado de los contratos a corto plazo que no se renuevan. Este es el legado de las políticas ‘socialistas’ del PSOE! Esta situación también ha exacerbado en gran medida los problemas de los desempleados, debido a las prestaciones lamentables a que tienen derecho esta capa de los trabajadores, si es que tienen derecho a alguna cosa.

La base real para la limitada ‘ayuda’ de las medidas adoptadas por Rodríguez Zapatero, ha sido la amenaza latente de la mayoría de tomar las cosas en sus propias manos y pasar a la lucha militante. Tal situación, temida por el gobierno, también es la última cosa que desean los principales dirigentes sindicales, aún ligados a las “negociaciones” con los empleadores. Cuando las conversaciones laborales se rompieron en agosto, fue muy claro que los patronos no aceptarán nada menos que los ataques salvajes a los niveles de vida. Los recortes salariales, la mayor relajación de las leyes laborales y la erosión de los derechos establecidos por despido para los trabajadores con mejores contratos a largo plazo, se estableció como la meta.

Metalistas protestan en Vigo

Metalistas protestan en Vigo

Situación explosiva

Los trabajadores españoles han demostrado claramente que estan dispuestos a luchar. Pero los líderes de las dos Confederaciones Sindicales de España, la UGT (Unión General de Trabajadores) y CCOO (Comisiones Obreras), han demostrado ser incapaces de traducir la ira palpable de los trabajadores y los jóvenes en acciones concretas contra los estragos de la crisis. Apenas la semana pasada, los trabajadores de la planta de Opel en Zaragoza, en el noreste, celebraron con determinación una asamblea de más de 15.000, en rechazo de la venta de la compañía a la gigante canadiense Magna – que ha anunciado la perdida masiva de empleos de la planta – amenazando con la huelga para detener los planes de la compañía. Esta protesta representa la primera iniciativa para luchar contra los intentos de los jefes de Opel de reducir la producción, a expensas de los más de 10.000 trabajadores, a través de una serie de países europeos.

La incapacidad del movimiento sindical a nivel nacional para organizar un contraataque eficaz no ha impedido a secciones de la clase obrera tomar acciones. En junio, en la ciudad de Vigo, en Galicia hubo violentos choques, cuando la policía atacó una manifestación de miles de trabajadores y la juventud, durante una huelga general de los trabajadores del metal en oposición a los ataques sobre salarios y condiciones. Las batallas campales duraron dos días, con balas de goma usadas por la policía antidisturbios, resultando en más de 30 heridos. Esto representa sólo una visión de las explosiones sociales que podrían desarrollarse, en ausencia de un movimiento generalizado en contra de la devastación de los niveles de vida en todo el estado español. Todos los ingredientes de la revuelta social de la juventud que sacudió a Grecia en diciembre de 2008 existen en la actualidad en España.

La crisis en España ha tenido un efecto particularmente pronunciado en los jóvenes. Más de uno de cada tres personas entre las edades de 16 y 24 están desempleados, mientras cientos de miles de trabajadores jóvenes arrojados al paro por la industria de la construcción en crisis. En muchas ciudades españolas, el verano vio a miles de jóvenes competir por un trabajo mal remunerado de temporada en la industria del turismo. La respuesta del Gobierno a esta situación ha sido abrir un segundo frente con el ataque al futuro de toda una generación, en el ataque a la educación pública en la forma de las reformas de Bolonia, mencionada anteriormente. La lucha contra ella contó con la participación de decenas de miles de escolares y estudiantes universitarios, con ocupaciones de la Universidad por más de tres meses en algunas universidades, como Barcelona. El fracaso de la dirección oficial de este movimiento en presentar una estrategia clara de cómo ganar llevó a un período de calma después de Navidad. No hay duda de que con una estrategia militante y la acción de masas sostenida, junto con un llamado coherente al movimiento obrero, también enfurecido por los ataques del gobierno y una alternativa a la la educación neo-liberal, el movimiento habría tenido éxito. Sin embargo, esta lucha – una de una serie de movimientos de jóvenes militantes que tuvo lugar en el sur de Europa en los últimos meses de 2008 – sirvió de inspiración ampliamente a la clase trabajadora, y puso la lucha firmemente en la agenda. Podria haber un resurgimiento de gran alcance de este movimiento en el curso del próximo año, ya que el gobierno trata de poner en práctica las reformas.

El enfrentamiento inevitable

Protesta de masas contra despidos

Protesta de masas contra despidos

Increíblemente, Zapatero dijo que el 21 de septiembre que “la crisis en España no sería tan profunda como en otros países”! Este comentario es un reflejo de la naturaleza capitalista de él y su gobierno. Para ellos, los beneficios constante de los bancos españoles como Santander significa que, fundamentalmente, todo está bien. Sin embargo, en el planeta de los trabajadores, la sociedad se enfrenta al colapso. El desempleo masivo, la miseria y el pauperismo golpean a millones. Un ejemplo escalofriante de esto se vio en Barcelona, donde en la industria de la prostitución “se produjo una afluencia de nuevas capas de las mujeres jóvenes, lanzadas a la explotación terrible por la situación desesperada, lo que provocó la represión de las autoridades estatales.

Esta situación representa lo mejor que el capitalismo en España puede ofrecer a millones de personas en este momento, sin ninguna señal de mejora. Como el déficit público del gobierno se ensancha, la posibilidad de nuevos ataques contra los trabajadores y los desempleados está en el horizonte. La ira en ebullición que existe en la actualidad no será contenida por la dirigencia sindical siempre. Realmente se puede decir que la sociedad española está avanzando hacia un enfrentamiento de magnitud, entre los imprudentes cuyo dominio de la economía provocó la crisis, pero cuyos beneficios son estables, y las víctimas de la implosión del capitalismo español tras 20 años de auge.

La presión que aumentó dentro de los sindicatos en el período antes del verano, con líderes como Toxo, del sindicato Comisiones Obreras (ahora implorando nuevas negociaciones con la CEOE), mantiene la posibilidad de una huelga general, y es seguro que se intensificará en el futuro. Los dirigentes sindicales perdieron una oportunidad crucial al negarse a seguir el ejemplo de los sindicatos vascos, que organizaron con éxito una huelga general de un día en todo el País Vasco el 21 de mayo. El poder y la rabia de los trabajadores del metal de Galicia, los trabajadores de Opel, la juventud y los estudiantes, y más ampliamente la clase trabajadora, si participan en una lucha unida, podría tener un impacto devastador y sacudir los cimientos del capitalismo español. Si se tomara una iniciativa de lucha en los sindicatos y en otros lugares, podría ser ganado el apoyo masivo para la demanda de un día de huelga general, como el comienzo de una respuesta de lucha organizada.

Soluciones Socialistas

El capitalismo ha demostrado el fracaso en la manera más clara posible en España. El auge de la construcción en España ha terminado, con 1 millón de viviendas sin vender en el mercado, y con 600.000 familias negadas a una vivienda asequible! Un sistema basado en la dictadura económica de los beneficios y las grandes empresas, es completamente incapaz de proporcionar estabilidad, empleo y nivel de vida decente para la mayoría. Entre los millones de víctimas de la crisis, en particular la generación joven, explotados y marginados por el sistema de lucro, se desarrollará una radicalización profunda. Los argumentos a favor de una sociedad radicalmente diferente, socialista, basada no en la anarquía del mercado de valores, sino en el uso de la riqueza de la sociedad en beneficio de la mayoría, pueden tener un gran eco en España en el período actual y las próximas. Lamentablemente, ninguna fuerza política importante que exista en la actualidad, defiende una alternativa socialista al caos y la devastación del capitalismo en España.

Los partidos llamados de “izquierda” en el Parlamento de España no han logrado de manera decisiva defender los intereses de los trabajadores, los jóvenes y los desempleados frente a los efectos de la crisis y ataques de los patrones. Izquierda Unida (una coalición del Partido Comunista español y una serie de pequeños grupos de izquierda), con 2 diputados en el Parlamento, desgraciadamente ha indicado su disposición a apoyar el paquete de reformas económicas de Zapatero contra los trabajadores, incluido el aumento de los impuestos de los más pobres del país representado por la retirada de la bonificación del impuesto anual de € 400, si puede asegurar enmiendas a una serie de proyectos de ley. Este apoyo cobarde a los administradores de colapso económico de España es lo contrario de lo que es necesario en este momento.

El fracaso de Izquierda Unida de contraponer una alternativa clara al PSOE y al consenso capitalista del PP, a pesar de su considerable base en CC.OO. (confederación sindical “comunista”) vio su apoyo prácticamente estancado en las elecciones europeas de junio de este año. El rechazo masivo que se ha desarrollado en contra de las acciones del gobierno del PSOE, en el que muchos trabajadores y la juventud tenía gran esperanza cuando tomó el poder nuevamente en 2004, después de 5 años de gobierno del PP, podrían haber sentado las bases para el rápido crecimiento de un verdadera Partido Socialista, basado en las luchas de la clase obrera. Sin embargo, en las elecciones de 2008 en general, la votación de Izquierda Unida se redujo de 1.324.000 a 970,00 (3,77%), lo que demuestra su incapacidad para erigirse como una alternativa a los decepcionados con el PSOE.

En la España de hoy, sigue habiendo una necesidad urgente de alternativa política de los trabajadores, que rechace la lógica del capitalismo en intentar hacer a la mayoría pagar por la crisis, y que lucha por la transformación socialista auténtica. En el clima actual, tal posición, si fuera adoptada por una gran fuerza política, atraería un gran apoyo. Esa fuerza no existe hoy en día, pero si lo hiciera, podría desempeñar un papel en la galvanización y unir a la oposición al capitalismo y el neoliberalismo que existe en España, que a menudo se ha expresado a través del apoyo a una serie de grupos de izquierda, incluidos los grupos de izquierda nacionalista en el País Vasco y Cataluña. Esto se refleja parcialmente en los 100.000 electores que votaron en blanco en las elecciones del gobierno regional vasco en 2008, en respuesta a las traiciones de los capitalistas del PNV (Partido Nacionalista Vasco) y la prohibición de varios partido independentistas de izquierda en la última ronda represiva del gobierno del PSOE.

La clase obrera española tiene una orgullosa historia de lucha, militancia y apoyo a las ideas socialistas. La transformación del PSOE, una vez visto por muchos como “su partido” en una formación totalmente capitalista, ha provocado indignación entre amplios sectores de la la clase trabajadora y el movimiento sindical. El Comité por una Internacional de Trabajadores, CIT, defiende la construcción de un partido obrero “real”, con políticas auténticamente socialista, firmemente enraizado en las luchas de la clase obrera y los jóvenes, que están en desarrollo. Este partido podría proponer soluciones socialistas a la avalancha de desempleo, la pobreza, y los ataques a los derechos de los trabajadores y de los servicios públicos. La transformación socialista de la sociedad podía utilizar la gran riqueza de España para arrastrar la clase obrera española y los jóvenes fuera del abismo abierto bajo el capitalismo.

Nuestras demandas para luchar contra la crisis:

• ¡No a las condiciones de pobreza para los desempleados! Por el derecho universal a las prestaciones de desempleo, unido al coste real de la vida.

• ¡Por un verdadero programa de obras públicas! Inversión del Estado para crear empleos permanentes y socialmente útiles, con goce de sueldo según los convenios de los sindicatos y condiciones y prestación de servicios públicos decentes

• ¡Lucha contra la pérdida de empleos! Por la nacionalización de las industrias que amenazan con despidos y despidos bajo control y gestión obreras.

• ¡Detener la matanza de puestos de trabajo en la industria del automóvil! Nacionalizarla para salvar puestos de trabajo e invertir en alternativas de producción de energía verde.

• Por un día de huelga general unida para comenzar la respuesta de lucha.

• Construir un partido obrero “real” para luchar por la transformación socialista de la sociedad

• ¡No a la dictadura del mercado! Por una sociedad socialista, donde la economía esté pensada para atender las necesidades de todos, no para los beneficios de los ricos.

Special financial appeal to all readers of socialistworld.net

Support building alternative socialist media

Socialistworld.net provides a unique analysis and perspective of world events. Socialistworld.net also plays a crucial role in building the struggle for socialism across all continents. Capitalism has failed! Assist us to build the fight-back and prepare for the stormy period of class struggles ahead.
Please make a donation to help us reach more readers and to widen our socialist campaigning work across the world.

Donate via Paypal

Liked this article? Please become a Patron! and support our work

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


September 2009
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930