Perspectivas: Un mundo en ebullición

Caos capitalista – un analisis socialista

Publicamos un documento sobre perspectivas para Europa y el mundo, propuesto por el Secretariado Internacional del CIT para discutir en una reunion del comité Ejecutivo Internacional del CIT en Enero. Publicaremos la version acordada del documento despues de la reunion

1. Desde el último Congreso Mundial, hace un poco más de un año atrás, el mundo ha estado en ebullición casi continua. Hemos sido testigos de las revoluciones de Oriente Medio y Norte de África, que aún perduran, como indican los conflictos sangrientos en El Cairo y otros lugares a finales de noviembre. Esto a su vez ha sido seguido por las elecciones en Egipto. En las primeras etapas de las elecciones parlamentarias los partidos islámicos egipcios parecen haber ganado los dos tercios de los votos. El Partido de la Libertad y la Justicia de la Hermandad Musulmana tiene un 36,6%, según los resultados preliminares. Sin embargo, el ultra-conservador fundamentalista partido al-Nour, con su doctrina del salafismo, ha ganado cerca de un cuarto de los votos en las áreas que abarcan nueve de 27 provincias de Egipto, incluyendo los principales centros urbanos de El Cairo y Alejandría. Por otro lado, los partidos que apoyan al régimen de Mubarak recibieron sólo el 3% de los votos! En el momento de la reunión del Comité Ejecutivo Internacional (CEI), las elecciones habrán terminado y vamos a tener una mejor idea de lo que esto significa.

2. El CIT previó en líneas generales, sobre todo en Egipto, en los documentos aprobados en nuestro congreso, los levantamientos revolucionarios que se han desarrollado en la región (más adelante hay más comentarios sobre los acontecimientos). Esto tiene que ser considerado junto con las convulsiones revolucionarias de Grecia, así como las huelgas y protestas masivas en España y Portugal. Nuevos conflictos sociales son inminentes en Italia, Irlanda, Gran Bretaña y otros países.

 Incluso los países de Europa "más fuertes" o aparentemente hasta ahora "menos afectados" no serán inmunes a los virus radicales si no revolucionarios que emanan de la llamada "periferia" del sur de Europa. Los EE.UU. también ha visto el importante movimiento "ocupar" que ha afectado y encontrado eco en sectores de los sindicatos.

3. La continuación de la profunda crisis del capitalismo mundial y europea ha proporcionado el impulso para estos eventos. Esta crisis ha sido enormemente agravada por la crisis de la "deuda soberana". Esto a su vez abre la posibilidad en Europa de los incumplimientos nacionales y el colapso del euro con todas las graves consecuencias que para el capitalismo europeo y el mundo se derivan de esto. La crisis ya ha llevado directamente a la muerte o derrocamiento de un número de gobiernos y primeros ministros: en el último año, el execrable Berlusconi en Italia, Papandreu en Grecia, Zapatero en España, Sócrates en Portugal y Cowen en el sur de Irlanda han sido barrido del poder.

4. Esto fue precedido por el derrocamiento de Ben Ali en Túnez, Mubarak en Egipto, Gaddafi en Libia, y seguido por Saleh de Yemen. Los movimientos de masas y revoluciones en el Medio Oriente y África del Norte no han terminaron su trabajo todavía, otros gobiernos de la región tienden a ser derrocado en el próximo período. También en Europa se pueden esperar más convulsiones que lleven al término prematuro de los gobiernos actuales y el posible desalo, a través de elecciones de Sarkozy, en Francia, esto podría ir en paralelo con la ruptura de la coalición CONDEM (Conservadores y Demócratas Liberales) en Gran Bretaña y las elecciones anticipadas, lo que provocaría su derrota. No es sólo la desesperada situación económica que afecta a toda Europa que podría hacer naufragar el gobierno de Cameron. La crisis de la UE podría desencadenar referendos en varios países europeos. Aunque Gran Bretaña ha optado por no ser parte del nuevo "tratado", no se excluye que el partido conservador podría dividirse en este tema.

5. Irlanda también podrían enfrentarse a un referéndum muy importante en este tema. Una encuesta de opinión en octubre mostró que el 47% de los electores irlandeses votarían en contra de la propuesta de modificar el Tratado de Lisboa con sólo 28% dijo que votaría por él. En Gran Bretaña, también es probable que el resultado en el caso de un referéndum sea un "no", lo que podría repetirse en otros países de la UE, si los diferentes gobiernos realmente permiten una votación sobre las enmiendas propuestas del tratado. En tal situación, nos veríamos obligados a apoyar la campaña por el "No" campaña, sobre todo porque el Tratado de Lisboa y la Unión Europea, en general, se perciben mucho más que en el pasado como los mecanismos de austeridad para atacar salvajemente las condiciones de vida de la clase obrera. Esta cuestión ya ha sido planteada en el movimiento obrero británico. El sindicato RMT del ferrocarril desea que estemos muy involucrados en la campaña por el "no". La organización de Inglaterra y Gales, del CIT considera que será necesario participar. Sin embargo, debemos tratar de darles un claro perfil anti-nacionalista, defendiendo medidas socialistas ya sea dentro o fuera de la UE. Probablemente tendremos que producir un material especial sobre este tema.

El movimiento "ocupar"

6. Al mismo tiempo, el cemento de la base ideológica del capitalismo se ha visto gravemente socavada. No sólo el capitalismo enfrenta su mayor crisis económica desde "siempre" (de acuerdo a Mervyn King, gobernador del Banco de Inglaterra), a su paso también se ha enfrentado a una crisis profunda de legitimidad. Esto se refleja en las huelgas de masas de la clase obrera, pero también en todo el mundo en el movimiento "ocupar" que se extendió a cerca de 1.000 ciudades y todos los continentes.

7. A pesar de sus debilidades – no está basado firme ni ideológicamente ni con raíces profundas y una presencia en las organizaciones de la clase obrera – sin embargo ha provocado la simpatía tanto del público general como de la clase trabajadora y el movimiento obrero. Este movimiento, a diferencia del movimiento antiglobalización en el cambio de siglo, se lleva a cabo en el contexto de una profunda recesión. En la mayoría de los países, el apoyo más activo, proviene de los jóvenes cada vez más alienados, muchos, sino en su mayoría de las capas medias de la sociedad.

Sin embargo, al poner de relieve la desigualdad lacerante en el contexto del empobrecimiento masivo sinónimo del capitalismo "moderno" ha provocado un gran eco en amplios sectores de la población en Europa y los EE.UU. Un factor adicional es que en esta crisis no es sólo la clase obrera, sino también amplios sectores de la clase media los que han sido afectados – algunos de ellos muy grave. En los EE.UU., por ejemplo, el salario medio de un trabajador manual – al que todavía se refieren los medios capitalistas como "clase media" como una forma de mellar la creciente conciencia de clase – están en el nivel de la década de 1950 en términos reales, la religión del capitalismo sobre el eterno progreso se ha hecho añicos. La desenfrenada acumulación de riqueza por “el 1% "- tal vez la mayor concentración y centralización del capital en la historia, prevista por Marx – ha alimentado las protestas. Ha habido muchos símbolos de esto en el período pasado, pero es quizás el ejemplo más notable el de Bloomberg, el actual alcalde de Nueva York, el individuo más rico de 30 años en el mundo – literalmente, con 230 millones – que a través de su policía trató de reprimir el movimiento "ocupar" en "su" ciudad. Las imágenes de esta fueron transmitidas en todo el mundo al igual que el uso indiscriminado de aerosoles de pimienta contra la multitud en Seattle, uno de los afectados fue un manifestante de 80 años de edad.

8. Esto viene después de los ataques anteriores contra los estudiantes en Gran Bretaña, seguidos de la sanción punitiva, incluidas las condenas draconianas de prisión, para los jóvenes atrapados en las protestas a finales de 2010 debido a la destrucción de su futuro, el aumento masivo de los aranceles universitarios y la retirada de subvenciones para los jóvenes de 16 a 18 años de edad. Sin embargo, esto no impidió los disturbios en Londres a finales del verano de 2011. Esto reafirmó por completo nuestra afirmación de que a menos que el movimiento obrero de una resistencia organizada a los salvajes recortes en el gasto público del gobierno conservador-liberal demócrata sobre el bienestar social, la pobreza planificada, entonces un movimiento incipiente de desesperación surgirá desde abajo. El gobierno trató de explicar los disturbios en términos de la "criminalidad" de los involucrados. Esto fue totalmente desmentido por los informes posteriores que mostraron que la mayoría de las personas eran pobres, económica y culturalmente desfavorecidas, etc.

Otros, por otro lado, como el SWP, trataron de embellecer el movimiento como “positivo”, un levantamiento genuinamente consciente de los oprimidos!

Esto es igualmente equivocado y, además, es potencialmente peligroso para el movimiento obrero.

9. Los jóvenes ya marginados atraídos hacia el anarquismo – como en Grecia – atacaron indiscriminada y provocadoramente a la policía, lo que a su vez ha proporcionado una excusa para que el Estado utilice medidas represivas contra los trabajadores implicados en huelgas y protestas. Con razón, nuestros compañeros en Grecia han criticado y se separaron de tales acciones. Estos métodos, en particular, sobre la base de derrotas y reveses, pueden conducir a un sector de jóvenes desilusionados, no todos ellos de origen pequeño burgués, a recurrir a los métodos del terrorismo. En una de las manifestaciones en Grecia, fueron los propios trabajadores – miembros del Partido Comunista (KKE) – quienes fueron objeto de ataques físicos. Tales métodos son totalmente ajenos al marxismo genuino. Incluso si estos jóvenes y los trabajadores están realmente en la creencia de que estos métodos pueden socavar y finalmente derrocar al capitalismo, es el deber de los marxistas hacer frente a este enfoque equivocado. Si persisten estos métodos la reacción sólo puede ganar, tanto en la prestación de una excusa para que el estado use la represión, como también, en esta etapa en particular, alejando sectores de la clase media e incluso de trabajadores que tal vez se unen a la lucha por la primera vez. Por tanto, es necesario educar a las nuevas generaciones en la lucha contra los métodos anarquistas, que pueden conducir a un callejón sin salida para el movimiento de los trabajadores. Tenemos que señalar en particular que, históricamente, no fueron los que comenzaron con los atentados y los métodos terroristas quienes condujeron al derrocamiento del régimen zarista y el latifundismo, sino los bolcheviques, basándose en la clase obrera con los métodos de lucha de masas, la huelga general, los comités independientes – los soviets – y el poder de obreros y campesinos.

10. Los burgueses serios, más visionarios del futuro, han cambiado su posición original de abierta hostilidad hacia el movimiento "Ocupar" en busca de cooptarlo, "asimilarlo”.  Ellos están tratando de apoyarse en los "líderes" o portavoces "no políticos" de este movimiento para sentar las bases para reducir algunos de los defectos más evidentes del capitalismo con un impuesto ’Tobin’, o ’Robin Hood’, sobre las transacciones financieras. Y, dada la alarma en la parte superior del capitalismo ante el giro de los acontecimientos, no se excluye que algunas medidas de carácter cosmético podrían llevarse a cabo contra los bancos, por ejemplo, e incluso los "ricos". El pánico en los círculos burgueses, en general, fue resumido por el fundador del periodic, de la derecha, The Independent de Gran Bretaña, Andreas Whittam-Smith, quien escribió recientemente: “ Las naciones occidentales están ahora maduras para la revolución" El propósito de Whittam-Smith y la burguesía de la que habla no es el de prepararse a cometer suicidio o salir de la escena de la historia, sino de usar estos movimientos como una palanca para salvar en lo posible y renovar el sistema capitalista. Por otra parte, la falta de una alternativa clara de la mayoría de los líderes está ayudando en esta tarea.

11. El movimiento “ocupar” es el más amplio movimiento global desde el colapso del estalinismo. Abarca más del mundo y es más profundo que el movimiento anti-globalización de finales del siglo XXI. A pesar de que es "anti-capitalista", en esencia, el movimiento “ocupar” no se cuestiona seriamente el capitalismo, y muchos de sus líderes no se proponen "cambiar el sistema", sino tratar de "reparar un sistema roto". Increíblemente, algunos en la izquierda, incluyendo incluso trotskistas como del SU-CI (en España, por ejemplo), han tratado de reforzar la la postura "no política", que por parte de los jóvenes que participan representa el rechazo de  la política pro-capitalista y los grandes partidos que la reflejan.

12. Nunca antes en la historia ha sido más necesario insistir en la necesidad de la organización, de un partido obrero de masas, como un paso vital en el desarrollo de la conciencia de clase; terreno ganado en el pasado tiene que ser reconquistado una y otra vez. Hasta cierto punto, debido a la vuelta atrás de la rueda de la historia, nos enfrentamos a algunas de las tareas de Lenin – que figuran en su folleto "¿Qué Hacer" – la necesidad de un partido para luchar contra las ideas falsas, en su caso las de los "economistas", de los llamados "espontaneistas", la oposición a la "política", etc Por supuesto, nos enfrentamos a un período totalmente diferente. No estamos partiendo con una hoja en blanco. Está la experiencia acumulada de la clase obrera y la formación de partidos. Pero todavía tenemos que contar con el profundo escepticismo – un producto de la traición de los partidos ex-socialdemócratas y el estalinismo – que afecta a la nueva generación, y los lleva al callejón sin salida de la "antipolítica". Esto se mostró claramente en las recientes elecciones en España: "Ellos no nos representan", "todos son iguales", "las urnas están en custodia del Banco Central Europeo. Por otra parte, los votos nulos, las abstenciones y votos en blanco fueron 11 millones, más de los que votaron por los vencedores de la derecha, el Partido Popular.

13. Este movimiento, que en un momento alcanzó proporciones masivas en algunos países – España, Grecia y, en cierta medida, en los EE.UU. – representa una etapa confusa pero necesaria de una política, pero importante de redespertar. Esto era inevitable dado los más de 30 años, en que las ideas y la influencia del capitalismo neoliberal dominaron y se reforzaron enormemente por la ofensiva ideológica de la burguesía en el período posterior a la caída del estalinismo. Estos movimientos mantienen la esperanza, para los que participan y quienes los observan, de sacar conclusiones revolucionarias. La condición previa para esto, sin embargo, es la intervención del movimiento obrero y en particular de los marxistas, que, aun siendo simpateticos y sensibles, se oponen a la postura "no política", anti-partido de muchos que han sido atraídos a este movimiento.

14. Al mismo tiempo, nunca hemos tenido un fetiche acerca de la organización y el partido. Por supuesto, un partido de masas será necesario para que la clase obrera pueda conquistar y mantener el poder. Sin embargo, la forma en que este será constituido variará de acuerdo a las circunstancias concretas de cada país, y tiene que ser resuelta en el curso de los acontecimientos por la propia clase obrera. Los partidos, en especial de un carácter de masas, en esta era explosiva, no se pueden construir de una forma lineal, paso a paso, como se construyeron los partidos de masas en el período anterior a la Primera Guerra Mundial. Tal es la gravedad de la crisis actual – reforzada por el mensaje de los líderes de la burguesía que la clase trabajadora se enfrenta a una austeridad sin fin – que se puede percibir una situación en la que esto podría conducir a un levantamiento en masa, lo que podría dar lugar a que las masas vean obligadas a moverse en la dirección del poder. Después de todo, esto es lo que sucedió en España tras la sublevación en julio de 1936 y también en Portugal tras el fallido golpe de Spinola de marzo de 1975, cuando los bancos fueron expropiados y la mayoría de la industria se puso en manos del Estado. En estas situaciones, la cuestión de la construcción rápida de un partido de masas sería planteada – y, además, sería posible – si hubiera un factor subjetivo, no necesariamente de millones sino de miles o decenas de miles de cuadros que estuvieran políticamente y teóricamente armados para intervenir en la situación. Esto de ninguna manera es a hacer concesiones a los estados de ánimo anti-partido o contra la organización que existen. Por el contrario, se plantea claramente la necesidad vital de la construcción de una organización, de un polo revolucionario de atracción, que sea capaz de intervenir en la situación y la construcción de una fuerza poderosa de la clase obrera, sobre todo para consolidar el poder de la clase obrera que se mueve hacia la revolución en tiempo real en las situaciones pre-revolucionarias. El simple hecho de plantear esta cuestión en esta etapa indica la agudeza política que se requiere de nosotros en este período.

La Huelga General

15. La huelga general ha vuelto a aparecer con fuerza en la agenda del movimiento de los trabajadores, sobre todo en el sur de Europa. En Grecia – con siete huelgas generales en el 2011 solamente, incluida una huelga de 48 horas y sin incluir las huelgas del sector público! - En España, Portugal, Italia y en los últimos años, en Francia, huelgas generales de un día y "huelgas generales" parcial han aparecido. Sin embargo, el norte de Europa se pondrá al día, como lo demuestra la huelga del sector público de un día en Gran Bretaña en noviembre. Esta fue una huelga colosal y eficaz, con al menos un millón y medio de trabajadores, la más grande en números absolutos, desde la huelga general de 1926, y marcó un hito en la historia del movimiento obrero. Los dirigentes sindicales belgas trataron de eludir las llamadas a una huelga general con la organización de una manifestación el 02 de diciembre de 80.000 efectivos durante el día en Bruselas, pero el apoyo a la huelga general es cada vez mayor, sobre todo en Valonia en la lucha contra el cierre parcial previsto de la planta de acero de ArcelorMittal en Lieja, donde, significativamente, los sindicatos están pidiendo oficialmente la nacionalización de la empresa.

16. Las huelgas generales plantean implícitamente la cuestión del poder ante la clase obrera y el movimiento obrero. Sin embargo, no se plantea de esta manera la perspectiva política de la clase obrera en esta etapa. Las razones de esto las hemos esbozado en el material anterior: el legado de la caída del estalinismo en la forma de ideología pro-capitalista, y una consecuente falta de madurez política de la clase obrera, así como el oportunismo de los dirigentes sindicales que tienen miedo de ir más allá de los límites del capitalismo. No el menor de los factores que frenan que la clase obrera saque todas las consecuencias necesarias de la situación actual es la debilidad del polo de atracción de la alternativa revolucionaria. Por lo tanto, las huelgas generales que representan un hito en la lucha de la clase obrera, en esta etapa, representan más protestas masivas que la preparación seria para tomar el poder de las manos del capitalismo, que está arruinando la industria y la sociedad, arrastrando en el proceso a la clase trabajadora al abismo económico y social. Sin embargo, como la clase obrera se ha endurecido por la lucha con la creación de una nueva generación de combatientes y, en particular de cuadros, esto va a cambiar y las nuevas huelgas generales plantearan la alternativa de una nueva sociedad de poder obrero y socialismo en las mentes de los trabajadores.

17. Por otra parte la lucha va a tomar diferentes formas en diferentes etapas. En Grecia, por ejemplo, el número de huelgas generales de un día que han tenido lugar es increíble, hecho que no tiene precedentes. Esto fue seguido por la huelga general de 48 horas y nuestra organización griega fue la primera en levantar y divulgar esta consigna. En este sentido, los trabajadores griegos han superado a los trabajadores argentinos que emprendieron una lucha similar a la suya en el cambio de siglo. No es sólo la clase obrera sino sectores más amplios, incluidos sectores de la clase media, que se ven atraídos por las huelgas, que por lo tanto, han asumido algunas de las características de la "hartals” de la India y Sri Lanka con las ciudades y el campo, prácticamente toda la población, participando en dicha acción. Al mismo tiempo, cuando las masas comprueban el bloqueo en un campo – en este caso el plano industrial – buscan una alternativa, el campo electoral. Mientras que las luchas laborales y sociales continuarán en el próximo período, es probable que las masas giren en este sentido con las elecciones prometidas a principios de 2012. Para ello será necesario que nuestros camaradas griegos levanten la alternativa de un gobierno de trabajadores a las alternativas de derechas del PASOK y Nueva Democracia. La expresión precisa de esto en términos de los partidos que apoyen tiene que ser resuelto en la discusión.

Las revoluciones en el Medio Oriente y África del Norte

18. Las revoluciones en el Medio Oriente y África del Norte, con los acontecimientos en Grecia, son las novedades más importantes para el movimiento obrero en el último año. Túnez y Egipto, sobre todo, la más antigua nación Estado del mundo, han ejercido un efecto magnético sobre las masas en toda la región. También tienen un amplio predicamento en el mundo neo-colonial y en los países industriales avanzados, así. Por ejemplo, en los EE.UU. ayudó a inspirar a las protestas de Wisconsin y la bandera egipcia flameó sobre el movimiento "ocupar" en Oakland y en otros lugares. Sin embargo, como en todas las revoluciones, especialmente en el período después del derrocamiento de la dictadura, se generan ilusiones en las masas antes de que se haya completado el trabajo principal. En la realidad, porque la revolución no ha terminado, desde su inicio las fuerzas de la revolución y la contrarrevolución han competido por la supremacía. La burguesía liberal y los islamistas han tratado de contener la revolución, junto con los restos del antiguo régimen. Que tratan de generar un estado de ánimo de conciliación de clases, de "unidad nacional". Instintivamente se oponen a todo intento de organizar la acción independiente u organizaciones de la clase obrera. Por otra parte, entre las masas, que buscan la línea de menor resistencia en el primer caso, este estado de ánimo también puede existir. Incluso cuando hay un partido revolucionario fuerte, que busca advertir a la clase trabajadora contra esto desde el principio, como sucedió con los bolcheviques en 1917, este estado de ánimo puede existir por un período, lo que permite el establecimiento de los gobiernos de coalición de colaboración de clases. Se necesita tiempo y los acontecimientos, junto con la intervención de las fuerzas revolucionarias, para cambiar esto. En el caso de Egipto no había una fuerza de masas en la clandestinidad, que pudiera llevar a cabo este trabajo.

19. En el vacío que existía, como en otros casos en la historia – Polonia bajo el estalinismo, Irán bajo el Sha – las fuerzas religiosas, con raíces entre las masas, en un principio pueden proporcionar una fuerza, un polo de atracción, en torno al cual la oposición a los regímenes dictatoriales se pueden movilizar. Este papel ha jugado la Hermandad Musulmana islamista y las mezquitas en Egipto. Fueron perseguidos, lo que aumentó su atractivo para los trabajadores y los campesinos explotados, al igual que la red de organizaciones benéficas, empresas, etc, que se construyó bajo Mubarak, y anterior a él, Sadat. En consecuencia, estaban bien situados para aprovechar las actuales elecciones en las que han recibido un estimado de 36,6% de los votos escrutados hasta el momento. Además de esto, la expresión más fundamentalista de extrema derecha del Islam político, los salafistas en torno a al-Nour, vinculado al sello de los wahabíes más fundamentalistas del Islam, que emana de Arabia Saudita y la doctrina de Al Qaeda, parece haber tenido buen resultado con casi un cuarto de los votos en las ciudades que habían votado el 5 de diciembre, y probablemente podría registrar más en el campo.

20. Si se les permite formar un gobierno, entonces de la Hermandad estará bajo examen serio. Son, en todo caso, una fuerza más conservadora que en el pasado. Ellos abandonaron la lucha por derrocar la dictadura, se concentran en la organización para alimentar a las masas afectadas por la pobreza. En un principio se hizo a un lado de la revolución lo que le causó divisiones, especialmente entre los jóvenes en sus filas. A diferencia de la revolución iraní, cuando inicialmente se desarrollaron fuerzas islámicas radicales, la Hermandad es políticamente conservador, acepta el libre mercado, no está a favor de los sindicatos independientes y rechaza a las tendencias extremistas del islam, "extremistas", en favor del modelo turco de Erdogan, incluso han tomado prestado el nombre del partido gobernante de Turquía "Libertad y justicia”. Este partido fue descrito por el New York Times como un "movimiento religiosos de centro derecha, pero no una banda de fanáticos". Este es también el modelo favorecido para las fuerzas islamistas “moderadas" en la región, incluyendo Ennahda, el partido en Túnez, que salió victorioso en las elecciones recientes. Sin embargo, el consejo militar, SCAF, no tiene ninguna intención de ceder el poder completo a las fuerzas "civiles"  Otro "modelo" es Pakistán, donde el ejército y los generales son "el poder real detrás del trono" – el gobierno y el Parlamento – y han sido y siguen siéndolo desde la fundación del Estado paquistaní.

21. Hubo grandes ilusiones en las fuerzas armadas en el momento de la caída de Mubarak – "el Ejército está con nosotros". Y en su base e incluso entre una parte importante de los sectores de oficiales intermedios, así era el caso. Sin embargo, en su momento advertimos que los principales generales, fueron y siguen siendo una parte integral del antiguo régimen. De hecho, comentamos, en su momento que, en efecto, el ejército llevó a cabo un "golpe suave" para derrocar a Mubarak, en connivencia con la CIA y el imperialismo norteamericano. Estaban aterrorizados de que la revolución en curso – que era y sigue siendo una revolución – se profundizaría y no se detendría en la eliminación de Mubarak, sino que continuaría más allá hacia una revolución social y económica. La revolución egipcia fue sobre todo un acontecimiento de masas, – el país contiene un tercio de todos los árabes – en el que la clase obrera, particularmente en Suez, Port Said y en otros lugares desempeñó un papel crucial.

22. Una vez que las masas se han sacudido de las cadenas de una dictadura, es inevitable que presenten las apremiantes demandas sociales y económicas. Ha habido una ola de acciones de los trabajadores – intentos de crear sindicatos independientes – que habían sido efectivamente prohibidos por los militares, exigiendo que los culpables de la matanza de los manifestantes en el momento de la caída de Mubarak, así como aquellos que las masacres perpetradas en noviembre, ser llevados a juicio .. Tan grande ha sido la desilusión después de los sucesos de febrero que ha surgido un cuestionamiento en cuanto a si se trataba de una verdadera revolución en primer lugar. De hecho, tanto en Túnez como en Egipto las masas se movilizaron de forma independiente o semi-independiente en contra de la dictadura de Ben Ali y Mubarak. Se hizo la revolución, pero sin suficiente conciencia de su propio poder y un programa para lograrlo, no se ha completado la revolución en un sentido social y económico.

23. Las revoluciones, como Karl Marx señaló, son las locomotoras de la historia, mientras que contra-revoluciones – las dictaduras – son un tremendo freno, echando atrás la conciencia enormemente. Tanto en Túnez y Egipto, lo que vimos fue en realidad una revolución política que cambió los principales actores en el escenario, pero no tocó los fundamentos sociales del latifundismo y el capitalismo de Egipto. Los generales tienen una participación estimada del 40% en los aspectos vitales de la economía. Por otra parte, el imperialismo de EE.UU. ha donado un estimado de $ 150 millones para promover la "transición a la democracia." Y el ejército todavía recibe $ 1300 millones al año de los EE.UU.. El ejército en todos los estados capitalistas es la guardia principal de la propiedad privada. Cada vez más conscientes de la situación real, algunos de los participantes en el levantamiento de febrero dicen que todo los que se ha logrado es "un cambio de las cortinas". Esto es válido para el estado, pero no respecto de la conciencia de la masa de la población, especialmente los jóvenes y trabajadores que participaron en la revolución. Y las masas han comenzado a verter su conciencia sobre los aspectos industriales, sociales y políticos. Ahora se habla, con razón, de la necesidad de una segunda y tercera revolución. Para que esto suceda, lo que se requiere es la construcción de gran alcance y organizaciones independientes de trabajadores, tanto en los escenarios políticos como industriales.

24. El imperialismo y sus estados clientes en la región fueron tomados completamente por sorpresa el estallido de la revolución. Obama y los representantes de la potencia más fuerte del planeta fueron incapaces de intervenir, reducido a frases piadosas, arrepentido totalmente sobre el papel del imperialismo de EE.UU. en apuntalar a Mubarak. Sarkozy y Cameron fueron igualmente impotentes. En Egipto y Túnez, donde las masas urbanas desempeñaron un papel clave, la intervención militar fue descartada. El Imperialismo de EE.UU., que aún considera a la región como de gran importancia estratégica y económica, en todo caso está completamente atado en Irak y Afganistán, y por lo tanto no podía intervenir militarmente en particular con las tropas de tierra, incluso si eso hubiera sido posible. Lo mismo se aplica a sus aliados de la OTAN.

25. Sólo con los eventos en Libia, y hasta cierto punto en Bahrein, el imperialismo tuvo el pretexto para establecer una posición en contra de las revoluciones. Nuestro análisis de las revueltas en Libia, la intervención de la OTAN y los resultados posteriores de la lucha de 9 ó 10 meses ha superado la prueba de los hechos. Hemos apoyado las revueltas contra Gadafi en Bengasi y otras ciudades en Libia. Desde el principio, representaban un verdadero movimiento de las masas en oposición a la dictadura. Los comités creados para administrar Bengasi tras la expulsión de Gadafi y sus secuaces, entre ellos el hijo de Gadafi, ahora encarcelado, Saif, parecían estar en manos de los representantes genuinos de las masas y tienen una base popular de masas. En esta etapa, las masas de Bengasi se opusieron a la intervención extranjera por el imperialismo. Sin embargo, la movilización de las tropas de Gadafi en las afueras de Bengasi y el consiguiente temor de una masacre permitió la excusa al imperialismo para intervenir militarmente a través de la OTAN. El curso posterior de la guerra – organizado y controlado tanto en el aire y en tierra por la OTAN – alteró por completo el carácter de la "revolución". El CIT se ha opuesto siempre al régimen de Gaddafi y ha llamado al apoyo a los movimientos de masas genuinos para establecer una verdadera sociedad socialista y democrática en Libia.

26. Sin embargo, la guerra llevada a cabo contra Gadafi tenía todas las características de la intervención militar imperialista. Es imposible para los marxistas para dar apoyo a esta acción. Y, sin embargo, para su vergüenza eterna, esto es lo que algunos supuestos marxistas hicieron! La campaña de propaganda contra Gaddafi incluyó la histeria fabricada y la exageración de lo que sucedería si las fuerzas de Gadafi llegaran a ocupar las ciudades libias en manos de los "rebeldes". Se alegó que seguirían las masacres de forma automática. No pasaron tales cosas cuando las fuerzas de Gadafi combatieron a los rebeldes de Misrata y otras ciudades en el camino a Benghazi. Sin embargo, esto fue utilizado para llevar a cabo reales masacres por parte de los "rebeldes" cuando entraron en las ciudades que estaban supuestamente apoyando a Gadafi y por medio de la guerra aérea de la OTAN. Es imposible calcular el número exacto de víctimas que resultaron de esto, pero probablemente entre 30.000 y 50.000 personas murieron. No es posible describir el resultado como una victoria de la "revolución".

27. Lo que ocurrió en Libia en el principio fue una verdadera revolución de carácter incipiente que se descarriló por una contra-revolución "democrática" en la forma. Sin embargo, como la escala de derramamiento de sangre y represalias – a veces en contra de personas completamente inocentes, incluidos trabajadores libios de piel negra, y extranjeros, algunos de los cuales habían vivido en Libia durante muchos años – ha puesto de manifiesto que hay un profundo cuestionamiento acerca de si la "democracia" o la contra -revolución en la actualidad dominan. De hecho, la Libia post-Gaddafi es claramente un nuevo feudo del imperialismo para explotar sus ricos recursos, en particular, sus reservas de petróleo. Con la combinación de fuerzas completamente antagónica de los islamistas, los desertores del régimen de Gadafi, y una variedad de "demócratas" de cosecha reciente, es muy poco probable que el Consejo Nacional de Transición se mantenga unido. Libia amenaza con derrumbarse, como hemos advertido antes de la guerra, y se asemejará en el futuro, no tanto a una sociedad Arcadia democrática, que se había prometido, sino a la pesadilla de las divisiones étnicas y tribales a lo largo de las líneas de Somalia. Abogamos por un movimiento autónomo de la clase obrera de Benghazi y un llamamiento de clase de ella a las masas de Libia en su conjunto. Un enfoque similar de clase es necesario en todos los Estados de la región – las perspectivas de los cuales son imposibles de comprimir en este documento.

28. El movimiento en Siria está claramente en una encrucijada. El número de víctimas resultantes de la represión del régimen es más de 4000 ahora. Se llevan a cabo manifestaciones diarias de masas y han sido impuestas sanciones tanto por la ONU como ahora por la Liga Árabe. Este último es un duro golpe a la élite reunida en torno al régimen de Assad debido a su asociación histórica con la lucha árabe. Sólo Irán – donde los chiítas son mayoría, a diferencia de Siria – apoya al régimen de Assad. Pero Irán también se enfrenta ahora a las sanciones por su programa nuclear. Como hemos señalado anteriormente, es posible que la acción militar pudiera seguir a esto, lo que podría desencadenar un conflicto regional, incluida la guerra. De hecho, con la guerra civil en Siria cerca de todo tipo de posibilidades que implican conflicto podría estallar. Turquía, que ya está involucrado en sus fronteras con la huida de refugiados a su territorio, ya ha advertido de al régimen sirio que podría verse obligado a intervenir. Por otro lado, Israel – que en realidad prefiere que el régimen de Assad se mantenga en el poder por el temor de lo que sucedería si fue derrocado – también podría ser atraído al conflicto Esta acción podría tomar la forma de una acción militar contra Irán o Siria o ambos .La región es como un polvorín, donde cualquier cosa puede pasar. Luego está la cuestión palestina, que podría explotar en cualquier momento. Por otra parte, todo esto se lleva a cabo en el contexto de la radicalización – que se refleja en las huelgas y ocupaciones – en Israel. Un nuevo período de lucha generalizada, que surge de la profundización de la crisis económica mundial y sus graves repercusiones en el Medio Oriente y África del Norte, es probable. Nosotros debemos buscar enérgicamente los mejores sectores de los trabajadores y los jóvenes y convencerlos sobre nuestras ideas y perspectivas.

29. La oposición en Siria parece haber ganado terreno en el período pasado. Sin embargo, no está claro si ha llegado a la "masa crítica" que podría conducir a una rápida caída del régimen de Assad. Siria está muy dividida en líneas étnicas y religiosas. Esta es la razón por el imperialismo y la vecina Turquía temen la desintegración del país. El amargo conflicto sectario étnico y religioso que se derivarían de ello tendría consecuencias incalculables en los estados vecinos. La oposición está dividida con la mayoría de la oposición proveniente de la población de mayoría suní. Al mismo tiempo, el ejército – siempre crucial en el mantenimiento de la élite alauí en torno a Assad en el poder – aún no se ha desintegrado, a pesar de las secciones de que se han pasado a los rebeldes. Por lo tanto, lo más probable es que la lucha en Siria será una más dilatada. El régimen todavía no parece estar en su punto de inflexión, pero en esta situación altamente inestable podría llegar a esta situación con gran rapidez.

Grave crisis económica del capitalismo

30. El movimiento "ocupar" es muy sintomático del estado de ánimo general que se está desarrollando bajo el látigo de la crisis. También presagia próximos movimientos de masas en muchos países aún no gravemente afectados políticamente, y no sólo en Europa sino en todo el mundo. Esta deducción surge de la perspectiva de una crisis permanente a largo plazo del capitalismo, que ha formado la base del enfoque de la CIT desde su inicio en el 2007-08.Nuestra conclusión fue que habíamos entrado en un período de revolución y contrarrevolución, debido a la incapacidad de la burguesía para resolver esta crisis de fondo.

31. Esto ha sido reforzado en cada etapa. Sin embargo entre las masas había ilusiones de que el capitalismo sería capaz de librarse: a través de la intervención del Estado, los paquetes de estímulo, etc, y estas medidas tuvieron algún efecto en la prevención de una franca depresión con un desempleo masivo en la línea de la década de 1930, pero no resolvieron la crisis subyacente. Por otra parte, el cambio desde políticas semi-keynesianas en los EE.UU., Gran Bretaña y, en cierta medida en otros lugares a programas de austeridad reforzados por la recesión, con características recesivas como consecuencia de su aplicación, el capitalismo se encuentra ahora en un callejón sin salida.

32. La crisis "de la deuda soberana" europea ilustra las consecuencias catastróficas para el capitalismo, no sólo en Europa sino en todo el mundo, de las burbujas financieras de crédito, que creció de manera exponencial con inyecciones masivas de capital ficticio durante el auge de la los primeros años del siglo. Este proceso, que se remonta a la década de 1970, a su vez fue consecuencia de la falta de salidas de inversión rentables de Europa, EE.UU. y Japón. Ha habido una cierta discusión y controversia en los círculos marxistas económicos en cuanto a los factores inmediatos que conducen a una crisis. Sin embargo, Marx tuvo cuidado de no señalar un solo desencadenante de la aparición de la crisis. Sin lugar a dudas, el limitado poder adquisitivo de las masas, que es inherente a la explotación de la fuerza de trabajo, examinada por Marx, reforzada por la desigualdad colosal, que es una característica de los últimos 20 a 30 años, así como los ataques actuales sobre las condiciones de vida, son grandes factores en la crisis actual.

33. Por otro lado, la tendencia a largo plazo de la tasa de ganancia a disminuir, sobre todo cuando hay una caída en las ganancias brutas – que afecta principalmente a los capitalistas – puede ser un factor que conduce a la crisis. Como hemos señalado, esto no es ciertamente el caso en la situación actual, donde hay una acumulación de colosales reservas de efectivo (lo que los capitalistas llaman liquidez). Samuel Brittan, un economista británico firmemente en el campo de Thatcher en el pasado, pero ahora ferviente en su defensa de las medidas semi-keynesianas, ha señalado las utilidades saludables que en la actualidad están en las arcas de las grandes empresas que podrían servir de fuente de nuevas inversiones y sostiene que podrían  a su vez proporcionar una chispa para iniciar el proceso de crecimiento. Sin embargo, el capitalismo está confrontado con un gran elemento de "trampa de liquidez" de Keynes – un acaparamiento de bienes y dinero, bajas tasas de interés, el temor de que la deflación persista, etc. – los capitalistas se niegan a invertir, están, en efecto, en una "huelga del capital". Los acreedores se niegan a prestar y los prestatarios – cargados con las botas de plomo de la deuda – se niegan a pedir más dinero prestado. Por el momento, el sistema se ha atascado y, teniendo en cuenta el endeudamiento gubernamental y privado, es poco probable que cambie en un futuro previsible. Todas las instituciones económicas del capitalismo mundial apuntan, en el mejor de los casos, al estancamiento de la situación económica actual – una recuperación con "forma de L” – con tasas de crecimiento anémicas y, en algunas estimaciones, el crecimiento cero para la zona euro. Al mismo tiempo, no se puede descartar que la parálisis de la burguesía ante esta crisis puede llevar a una depresión absoluta o, como mínimo, a situaciones recesivas en países

de Europa e incluso en continentes enteros.

China enfrenta una crisis

34. Tampoco China ofrece un salvadidas para rescatar el capitalismo mundial en crisis. En 2008, cuando China enfrentó una grave crisis, fábricas se cerraron y el desempleo aumentó de manera exponencial. En consecuencia, la élite china teme el "levantamiento social" masivo, la clave para la revolución. Así que desactivó la bomba a través de una inyección masiva de crédito facilitado por los bancos estatales que dominan la economía. Esto se tradujo en el crecimiento del crédito anualizado de 170%, probablemente el más grande estímulo económico en la historia del mundo. China puede permitirse hacer esto debido a su carácter único. De esta manera, la elite china logró la tasa de crecimiento de dos dígitos. Pero la otra cara de esto es que las fábricas y centros comerciales fueron construidos en una escala masiva tal que nunca obtendran un beneficio, y muchos permanecen de pie inactivos. Este exceso de capacidad es el precio que China, particularmente la élite gobernante, estaba dispuesta a pagar para evitar un levantamiento de las masas chinas. Ellos fueron capaces de hacer esto por el carácter único de China, que posee un considerable sector capitalista puro, especialmente en las provincias costeras. Sin embargo, los restos de la ahora desintegrada "economía planificada" siguen siendo importantes, en algunos sentidos de manera decisiva, en la dirección de la economía. Lo hemos caracterizado como un régimen de "capitalismo de estado" de un "tipo único”. Su "singularidad" es indicada por la considerable concentración en manos del Estado, algunos estiman que la mayoría de los bancos y la industria, pero con un sustancial sector capitalista "puro". No se puede comparar a este tipo de estado, que existe en China en la actualidad que le permite a este régimen para hacer algo en medio de una crisis que ningún otro es capaz de hacer; un masivo paquete de estímulo, que ha creado puestos de trabajo no sólo en China sino también indirectamente, con los que comercian con China, como Alemania.

35. Sin embargo la otra cara visible de este proceso es el enorme exceso de capacidad – impulsado por el crédito bancario -. Y un brote de inflación, que el régimen chino parece haber bajo control oficial, la deuda pública es inferior al 20% del PIB Sin embargo, si se toman en cuenta los préstamos de infraestructura de los gobiernos locales y varios otros compromisos, la deuda nacional de China se aproxima al 70% del PIB, Edward Chancellor en el Financial Times [5 de diciembre] comentó:. "Beijing no se puede repetir el masivo paquete de estímulo de 2008-09. Ese fue un truco de una sola vez y la ley de ajuste de cuentas aún no se ha pagado. "Sin embargo, un segundo paquete de estímulo de un tamaño menor no se puede descartar. Este proceso se reflejó también en el problema de la vivienda crónica. Esto va junto con la corrupción masiva y el crecimiento de la desigualdad, que se reconoce ha despertado la indignación de las masas. Se estima que la tasa de crecimiento es probable que caiga a alrededor del 8%, lo que afectará inmediatamente a los países cuyas industrias manufactureras han recibido grandes beneficios de la economía china, como Alemania, y algunos de los productores de materias primas, como Brasil, que han aumentado su comercio con China, pero ahora es probable que se enfrenten a una contracción. Un efecto, no menos importante, será la alimentación del descontento, que va en aumento entre los jóvenes y la clase trabajadora contra las inaceptables condiciones sociales que existen hoy en China. Desde 2008, la cantidad de crédito privado (o "finanzas sociales") de China se ha convertido en un asunto que ha superado el crecimiento del crédito de los EE.UU. en los años anteriores al colapso de Lehman Brothers. La desaceleración de la economía mundial podría tener un serio impacto en la economía de China. "

36. La crisis capitalista no es sólo económica, sino profundamente política, sobre todo en las cumbres de la sociedad, con los enfrentamientos más grandes y más abiertos en las filas de la burguesía durante décadas. Sus líderes políticos son tratados casi con desdén por su incapacidad para mostrar un camino a seguir. Son como una multitud de fútbol insatisfechos con su director y gritan: "Usted no sabe lo que está haciendo!" Su falta de efectividad fue claramente demostrada en la cumbre de Cannes del G-20 en noviembre. En el período previo a la esta reunión, la prensa estaba llena de optimismo, haciéndose eco de la consigna de Obama, con la pronunciación francesa:. "We Cannes do" Después, la conclusión fue: "We Cannes not do!"

37. Esta reunión también sirvió para ilustrar el declive del poder económico del imperialismo de EE.UU.. En el período inmediatamente posterior a la Segunda Guerra Mundial, el imperialismo EE.UU. a través del plan Marshall fue capaz de imponer su voluntad económica en el mundo capitalista. Incluso en las cumbres en los últimos 10-20 años, los EE.UU. fueron capaces de ejercer su influencia sobre la política económica. En esta reunión, Obama se mostró completamente incapaz de imponer a "Europa" soluciones económicas beneficiosas para el continente y, por supuesto, para todo el mundo, Sarkozy también fue tratado con desdén – se vio obligado a taconear públicamente sus talones -. hasta que el presidente chino, Hu Jintao, con el tiempo se dignó a su vez a reunirse, este encuentro esta iba a ser la plataforma para lanzar una oferta de Sarkozy para un segundo mandato presidencial, con él mismo presentado ante un desfile de franceses como el "salvador" del capitalismo europeo y mundial. Su propuesta a China para usar sus reservas colosales para financiar el euro en forma de préstamos y garantías para el Banco Central Europeo (BCE) se desvaneció en. días desde su anuncio. Incluso si así lo quisiera, el régimen chino seía incapaz de vender a su propia población – con un PIB promedio per cápita en el nivel de El Salvador – la transferencia masiva de fondos para sostener las pensiones de los europeos ricos .

38 El fracaso de la cumbre capitalista para ofrecer una salida a la crisis económica va acompañada de la incapacidad de abrirse o coordinarse para tomar medidas serias en temas ambientales, especialmente ante el cambio climático De hecho, el proceso que está ocurriendo es lo contrario;. Aunque limitada e ineficaces, medidas como el protocolo de Kyoto son historia y varios estados están optando por salir. La conferencia del clima de Durban (COP 17) es una manifestación de este fracaso. Después de un ligero descenso en las emisiones de dióxido de carbono en 2008 y 2009, los datos más recientes del Departamento de Energía de EE.UU. muestra un aumento en el mundo sin precedentes en 2010. Es peor que todos los escenarios del peor caso presentado por los expertos del IPCC (el Consejo mundial de la ONU para el clima) hace cuatro años. Con una subida adicional del 5,9% de las emisiones en el año 2010, la velocidad del aumento alcanzó un nuevo máximo de todos los tiempos. Mientras que algunas de las manifestaciones vinculadas a la cumbre de la COP 17 han sido menores que en el pasado, esta incapacidad para encontrar una solución tiene un gran impacto en la conciencia de los trabajadores y especialmente a los jóvenes. Las cuestiones del medio ambiente serán un factor desencadenante de nuevo de las protestas y la rebelión en el futuro.

Europa en ebullición – Francia

39 Sarkozy está bajo asedio – al igual que todos los gobiernos de Europa, debido a los efectos del deterioro de la situación económica en Francia, con el aumento del desempleo se enfrenta a una batalla cuesta arriba para lograr un segundo mandato en abril y las elecciones presidenciales de mayo, con el "goteo tras goteo" de despidos. El gigante automovilístico Peugeot ha enfurecido a los sindicatos con sus propuestas para el desahucio de 5.000 puestos de trabajo a partir de una plantilla total de 200.000 en todo el mundo, la amenaza contra Francia de rebajar su calificación de crédito está siendo utilizada por Sarkozy para preparar el terreno para. recortes salvajes: Hay una campaña ruidosa por el gobierno y los empleadores para reducir los costes salariales: "gastar menos y trabajar más". Se alega que el coste por hora de trabajo en Francia aumentó en € 9 entre 2000 y 2010 y en el mismo periodo en Alemania se elevó por sólo € 4. Este es sólo un ejemplo de la forma en que la burguesía de cada país juega poniendo sus clases trabajadoras contra otras. – usando al mismo tiempo el terror de la ’degradación’ de sus deudas nacionales – con el fin de justificar el enorme refuerzo de las políticas neoliberales.

40. Los empleadores también exigen un abandono total de los restos de las 35 horas, que se alega es un "handicap en el costo de mano de obra". Francia es Francia, la clase obrera, a pesar de las elecciones en el horizonte, está obligada a movilizarse en el plano industrial, en respuesta a estos ataques en el próximo período. Sin embargo, también verá hacia el plano electoral. Los destacamentos más avanzados de los trabajadores franceses buscan una alternativa de lucha clara. No va a venir del principal rival de Sarkozy, el candidato del Partido Socialista Hollande, que ya se ha comprometido – como sus primos "social-democrátas" en toda Europa, al corte de la deuda, es decir, a nuevos ataques contra la clase obrera Sin embargo, si tiene éxito en derrotar a Sarkozy y lleva a cabo políticas similares, como él, y luego se encontrará con una resistencia feroz. En las ’primarias’ para seleccionar el candidato del Partido Socialista, hubo una participación masiva, según los informes de alrededor de 2 millones. Esto no significa reivindicar el método de ’primarias’, tomado del sistema político quebrado en los EE.UU.. Esto está diseñado para disolver la fuerza organizada y la pertenencia política en una partido en la masa cruda, influenciada por la prensa, etc, pero se trataba de una poderosa expresión del anhelo de enormes franjas de la población, particularmente de los trabajadores que se sienten marginados, cuando ningún candidato o partido realmente expresa sus puntos de vista. Por lo tanto, resultó en grandes cantidades y en la primera ronda el 17% votó a favor de Arnaud Montebourg candidato de la "izquierda". Su programa era sólo vagamente a la izquierda, pero tocó la fibra sensible, debido a las críticas implícitas al capital y la sugerencia de una alternativa radical.

41. Imagínese la respuesta si la ANP, en el período pasado, se hubiera organizado adecuadamente y formulara una perspectiva de lucha de clases clara, para intervenir con energía en todos los innumerables conflictos laborales y sociales de los últimos años. Nuestros compañeros franceses informaron que se habían registrado 77 huelgas en Francia entre febrero y principios de junio, solamente. El NPA ahora sería un serio contendiente, obtenie

Special financial appeal to all readers of socialistworld.net

Support building alternative socialist media

Socialistworld.net provides a unique analysis and perspective of world events. Socialistworld.net also plays a crucial role in building the struggle for socialism across all continents. Capitalism has failed! Assist us to build the fight-back and prepare for the stormy period of class struggles ahead.
Please make a donation to help us reach more readers and to widen our socialist campaigning work across the world.

Donate via Paypal

Liked this article? Please become a Patreon! and support our work

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


January 2012
M T W T F S S
« Dec   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031