Obituario: Yasser Arafat (1929-2004)

Los Palestinos están de duelo por Arafat pero la lucha por la liberación continuará

Muchos palestinos contemplarán la muerte de Yasser Arafat con una mezcla de la tristeza y el deseo que la autoridad palestina que él condujo, hubiera hecho mucho más para terminar la pobreza y la opresión que marchita sus vidas.

Cualesquiera fueran las dudas que algunos palestinos pudieron haber tenido sobre su liderazgo verán en su muerte, una imagen de la opresión brutal y existencia precaria que enfrentan diariamente. Arafat permaneció como un virtual prisionero en su sede durante tres años, una situación que contribuyó indudablemente a las enfermedades de las cuales murió.

Yasser Arafat es visto por la mayoría de los palestinos como símbolo de la larga lucha palestina contra la ocupación israelí. Su pasado como líder de la guerrilla desde los años 60 como uno de los fundadores de la organización Fatah y de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) le dio un estatus especial entre las masas palestinas. Es difícil para muchos palestinos pensar quién podría desempeñar el mismo papel o tener la misma autoridad que Yasser Arafat.

Pero mientras que será demostrado respeto por el papel que él desempeñó entre muchos palestinos, habrá otros que derechamente cuestionan las tácticas y la estrategia de Arafat (y los otros líderes de la OLP) al procurar ganar la liberación nacional palestina. En los años de Fatah y de la OLP eran ataques armados de los grupos clandestinos de la guerrilla en lugar de la acción de masas junto a la clase obrera y el campesinado armados para la autodefensa. Más adelante Arafat y otros líderes intentaron formar alianzas diplomáticas con regímenes árabes corruptos y negociar con potencias imperialistas.

Septiembre negro

Cuando Arafat enfrentó una situación revolucionaria, desafortunadamente traicionó tales movimientos. Septiembre de 1970 en Jordania fue uno de esos ejemplos donde grandes sectores de palestinos y de jordanos se levantaron contra el régimen corrupto de rey Hussein. Arafat y los líderes de PLO habrían podido conducir una lucha revolucionaria por el poder que habría cambiado toda la faz del Oriente Medio. En lugar Arafat hizo concesiones al rey Hussein y decenas de millares de palestinos fueron muertos por el ejército jordano en la respuesta que vino a continuación.

Después de la guerra y de la ocupación israelí del Líbano en los años 80, Arafat y la mayoría de la dirección de PLO se escaparon al exilio en Túnez. El exilio significó que ya no tuvieron la misma conexión íntima con los palestinos y también alejarlos de las condiciones que la mayoría de los palestinos hacía frente.

La distancia entre las masas de los palestinos y la dirección basada en el exilio fue demostrada claramente al principio de la primera Intifada (la rebelión contra la ocupación). La dirección de la OLP en el exilio fue tomada totalmente por sorpresa por este acontecimiento, al igual que el régimen israelí. La primera proporcionó la base para el crecimiento de una nueva dirección desde abajo en el interior de la Margen Occidental y de la Franja de Gaza. Después de que la firma del acuerdo de Oslo trajera la dirección de Túnez de nuevo a los territorios ocupados, se desarrollaron tensiones y desacuerdos entre ella y la dirección local que han seguido bajo diversas formas hasta el día de hoy.

Al principio de los años 90 el paso del Intifada se había desacelerado como consecuencia de años de la lucha sin la derrota de la ocupación militar israelí de los territorios. El derrumbamiento de la Unión Soviética y el apoyo del Fatah a Sadam Hussein durante la primera guerra del Golfo dejaron a la OLP aislada y financieramente arruinada.

Bajo presión del imperialismo de los E.E.U.U., que temió las futuras agitaciones en la región, la clase dominante israelí se aprovechó de la posición debilitada de la OLP para forzarla a negociaciones y para que aceptara el acuerdo de Oslo. El acuerdo nunca pretendió otorgar a los Palestinos la liberación nacional. Fue diseñado para conceder una existencia tipo prisión Bantustan a las masas palestinas con la Autoridad Palestina actuando como guardianes y el estado israelí como gobernador de la prisión.

La clase dominante israelí prefirió negociar con la vieja y débil dirección de Túnez que no era tan militante como la dirección en el terreno. El régimen de Arafat's representó los intereses capitalistas de la élite palestina y era totalmente dependiente de la clase dominante israelí para su existencia. Como tal no podría y nunca presupuestó solucionar los problemas de los palestinos.

Las condiciones de vida bajo el régimen de la Autoridad Palestina declinó seriamente mano a mano con la opresión continuada de las Fuerzas de Defensa Isaralíes. Al mismo tiempo una élite pequeña se enriqueció a costa de las masas. Sin ninguna solución a los problemas de la vida cotidiana el proceso de la paz no podía durar por mucho tiempo. Ésta fue la base para la segunda Intifada.

La segunda Intifada

La segunda Intifada estuvo dirigida tanto contra el régimen israelí como, de una manera oblicua, contra la Autoridad Palestina. La primera reacción de la dirección de la Autoridad Palestina fue condenar este arrebato de las masas palestinas. Solamente después que vieron no podrían echar para atrás el movimiento, intentaron tomar la conducción de la intifada.

En los últimos años el bloqueo israelí de Arafat en Ramallah, respaldó a Arafat como un símbolo de la resistencia palestina.

Sin embargo, a pesar del hecho que por muchos años Ariel Sharon, el primer ministro israelí, anheló la muerte de Arafat, las noticias sobre la enfermedad peligrosa para la vida de Arafat le dieron un momento muy incómodo. Además del miedo de ser culpado por su muerte, y del efecto que esto podría tener en la calle palestina, la muerte de Arafat plantea realmente cuestionamientos serios referentes a la estrategia de la clase dominante israelí.

Durante los últimos años la demanda principal del régimen israelí era que Arafat constituía un obstáculo a cualquier negociación entre Israel y la Autoridad Palestina. Éste era uno de los argumentos principales que Sharon usaba para justificar el plan de retirada.

La muerte de Arafat podría conducir a acontecimientos que cambiaran dramáticamente la situación en Israel y la Autoridad Palestina. Muchos nombres se han mencionado como candidatos para substituir Arafat como presidente de la Autoridad Palestina y líder de la OLP y del Fatah: Abu Alla, Abu Mazen, Muhamad Dahlan, Faruq Kadumi (quién opuso el acuerdo de Oslo al principio) y Marwan Baraguti que ha estado en una cárcel israelí por más de 2 años y tiene prestigio por ello en la calle palestina. Pero ninguno de ellos tiene el crédito que tenía Arafat como símbolo y combatiente de la guerrilla.

Incluso durante la vida de Arafat vimos luchas tempranas sobre el futuro control de la franja de Gaza, cuando el verano la facción de Dahlan en el Fatah desafió el control por Arafat de las fuerzas armadas.

Más complicado

Ahora la situación es más complicada, puesto que Hamas también ha exigido participar en el gobierno de la Autoridad Palestina. Hamas goza del apoyo de las masas en Gaza, pero si se convierte en parte de la Autoridad Palestina ésta puede cambiar en el largo y podría ocasionar enorme presión sobre la Autoridad Palestina por las potencias imperialistas que podrían oponerse a su inclusión.

Otras cuestiones podrían provocar choques bastante rápidamente – incluso antes de que su muerte la Autoridad Palestina exigió que él sea enterrado en el Monte del Templo en Jerusalén lo que fue desestimado por las autoridades israelíes. Cualquiera sea la decisión eventual sobre este asunto, la cuestión principal será que el entierro será acompañado de una presencia masiva de palestinos en las calles en una situación que no estará completamente bajo control de la Autoridad Palestina.

A finales de octubre Sharon ganó la votación sobre el plan de retirada en la Knesset (el parlamento israelí). La clase dominante israelí desea retirarse de la franja de Gaza, pero muchos diputados del Likud, el partido de Sharon, se oponen lo cual ha ejercido enorme presión sobre el primer ministro. Cuatro de ministros de Likud intentaron acorralar a Sharon durante la votación.

Sharon sufre de falta de apoyo dentro de su partido, y su coalición gubernamental incluye menos que la mitad de todos los parlamentarios y por lo tanto el gobierno es inestable.

Por el momento él sostiene que nada ha cambiado desde la muerte de Arafat, pero hay presión fuerte dentro del Likud para cancelar el plan de la retirada e ir de nuevo a negociaciones con un futuro nuevo socio.

La opción de un gobierno de la unidad nacional todavía está abierta pero parece que las próximas elecciones generales en Israel son solamente una cuestión de corto tiempo.

La muerte de Arafat ha liberado fuerzas de inestabilidad que estuvieron ocultas debajo de la superficie, acumulándose durante mucho tiempo. Estas presiones no se desarrollaron debido a la personalidad de Arafat sino debido a la incapacidad del capitalismo y del imperialismo de solucionar los problemas cotidianos de los trabajadores palestinos e israelíes.

La solución está lejos de las manos del capitalismo y de sus agentes. Los problemas de las masas se pueden solucionar solamente con la organización de la sociedad bajo un plan socialista para reconciliar las diferencias nacionales estableciendo dos estados socialistas como parte de la lucha para construir una federación socialista basada en derechos iguales en el Oriente Medio.

Special financial appeal to all readers of socialistworld.net

Support building alternative socialist media

Socialistworld.net provides a unique analysis and perspective of world events. Socialistworld.net also plays a crucial role in building the struggle for socialism across all continents. Capitalism has failed! Assist us to build the fight-back and prepare for the stormy period of class struggles ahead.
Please make a donation to help us reach more readers and to widen our socialist campaigning work across the world.

Donate via Paypal

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


November 2004
M T W T F S S
« Oct   Dec »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930